Análisis Mobile

Los problemas para llevar la publicidad móvil a las tiendas

Escaner de cupones moviles - ReadWriteWeb-esUna de las conversaciones más interesantes que tuve con los asistentes a la Cumbre de Internet Móvil de ReadWriteWeb hace unas semanas era sobre el futuro de la publicidad móvil basada en la localización y por qué no ha logrado despegar aún.

Los baches que revelamos durante esa sesión incluían la carga de crear una red de publicidad y encontrar modos únicos de mover a los usuarios a participar, pero otro obstáculo que se presenta es la interacción física en el punto de venta.

Nic Brisbourne, inversor de DFJ Esprit, dio en el clavo ayer con una entrada en su blog titulada “El canje en el punto de venta es la clave para los cupones/códigos móviles”. Como señala, los cupones móviles han sido una idea habitual para las startups durante los últimos diez años, pero la idea no ha parecido relativamente viable hasta ahora, con la tecnología de smartphones actual. El otro factor que afirma que está impulsando el mercado de los cupones móviles es el apoyo de las principales marcas.

Fotografia - McDonalds en Japon - ReadWriteWeb-es“Los vendedores estadounidenses Kroger y Target han comenzado a emitir dinero en ‘cupones digitales’ que pueden descargarse a teléfonos móviles y escanearse al pagar las compras a la hora de pasar por caja en la tienda”, escribe Brisbourne. “De un modo parecido, en Japón, los usuarios que vayan a McDonalds pueden descargar un cupón y pasar el teléfono por un lector en la caja para recibir un descuento en el precio, y si se encuentran en la red adecuada, hasta pueden añadir el coste de la comida a su factura telefónica.”

Otro vendedor de renombre que usa cupones móviles es JCPenny, que se asoció con el proveedor de cupones Cellfire el año pasado. Los usuarios pueden registrarse en el sitio de Cellfire para recibir cupones directamente en sus teléfonos que se pueden escanear en tiendas de JCPenny usando un escáner especial de imágenes de Motorola.

Con el apoyo de estas grandes corporaciones, los cupones móviles podrían estar listos para despegar a la estratosfera, pero hay unas cuantas cosas más que bloquean el camino. Hace falta algo más que un vendedor que acepte usar los cupones; también debe actualizar sus sistemas de punto de venta para aceptar los diversos tipos de códigos escaneables que pueden usarse, como los códigos de respuesta rápida (QR).

“La oportunidad obvia para las startups orientadas al consumo está en atraer a la gente a tiendas del mundo real […] y quedarse después con una parte de la transacción.”
– Nic Brisbourne

También está el aspecto humano de la ecuación. Aunque una gran superficie como Target podría estar abierta a esta clase de marketing, tienen la tarea de informar y educar a todo su personal de cajeros y encargados sobre la nueva tecnología. He oído a más de una persona decirme que han tenido que convencer al empleado de una tienda de la validez de su cupón al intentar usar uno en el móvil.

Afortunadamente, a medida que pasa el tiempo y más gente empieza a usar estos cupones, los empleados que trabajan en el punto de venta los conocerán mejor, pero por ahora éste sigue siendo un obstáculo importante para su éxito.

Ahora que este mercado parece estar maduro hay una gran oportunidad para las startups de ofrecer tanto software como hardware para facilitar esta transición y expandir su disponibilidad. Brisbourne señala que el aspecto del software supone un nuevo giro sobre un antiguo modelo de negocio online.

“La oportunidad obvia para las startups orientadas al consumo está en atraer a la gente a tiendas del mundo real y lograr que descarguen cupones a sus teléfonos móviles para quedarse después con una parte de la transacción”, afirma.

También estoy de acuerdo con Brisbourne en que el punto de venta es el factor más importante en el mercado de los cupones móviles. Todas las asociaciones y redes de publicidad del mundo no sirven de nada si la tecnología no se encuentra implantada para hacer que el proceso sea simple y sencillo tanto para el cliente como para el empleado que trabaja en la caja.

Original: Chris Cameron

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES