Análisis Social Media

¿Por qué los podcasts no despegan?

podcastNadie sabe cuantos podcast se descargaron durante 2009, y, aún menos, qué porcentaje de los descargados fue posteriormente escuchado. Sin embargo, sí que sabemos con bastante precisión que la radio como medio tuvo más de 20 millones de oyentes diarios en España, y entre qué emisoras y horarios se repartieron. Ésto es sólo una parte de la enorme grieta que separa la radio del podcasting.

La tecnología contracorriente

Los podcasts vinieron como una más de las tecnologías que nos traía la red para darle la vuelta al mundo y dejar obsoleto todo lo que no naciera de Internet. Con la generalización de los mp3 portátiles se presentaron para liberar al mensaje sonoro de las ataduras del espacio-tiempo. Poder escuchar lo que se quisiera sin importar el dónde ni el cuándo. Y esta ventaja -sobre todo la espacial- ha sido suficiente para que la radio se apunte, porque no son incompatibles, y acapare las listas de Éxitos 2.0. El podcasting, de momento, no han sido capaz de generar un ecosistema propio y alternativo como el que sí han creado los blogs.

Desvincularse de la dimensión temporal acarrea un gran inconveniente: El podcast no ofrece la instantaneidad, con la que ya contaba la radio, en un mundo informativo cada vez más interesado en el tiempo real y el contenido al segundo. Si los blogs amenazan la hegemonía de los periódicos y Twitter es a veces más rápido que las agencias de noticias, los podcasts van en dirección contraria, a brindar un contenido más sosegado, más intemporal y por tanto, menos noticioso y más de análisis.

¿Tienen modelo de negocio los podcast?

El éxito de los podcasts es minúsculo comparado con el de sus compañeros de aventura, los blogs. No tienen ni la audiencia ni la influencia. Sólo en nichos muy específicos son una fuente importante. El mundo del escepticismo y el racionalismo científico, en Estados Unidos, es uno de éstos. Skeptoid, The Skeptics Guide to the Universe, Skepticality, Point of Inquiry y otros cuentan con audiencias considerables y colocan a sus autores entre los más relevantes de su campo.

Apple se movió rápido y la Itunes Store se ha convertido de facto en el gran catálogo de podcasts del mundo. Sus rankings, en los que la transparencia brilla por su ausencia, cumplen la función del EGM (Estudio General de Medios) para las radios. En España, programas de radios y televisiones ocupan los primeros puestos de casi todas las categorías.

El modelo de negocio de los podcasts nunca ha estado claro. Son más caros de producir y mantener que los blogs, pero su limitada difusión complica la llegada de anunciantes y sponsors. Aunque ha habido tímidos intentos de monetizar los podcasts por la via tradicional, cómo los de la mexicana Frecuencia Cero, que cuenta con algunos anuncios en sus programas, la falta de respuesta ha decantado la balanza por pedir donaciones a los oyentes o, sencillamente, considerarlo algo altruista o una plataforma de promoción personal o empresarial.

Fotografía: Colleen AF Venable

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.