Pero, ¿realmente necesito presencia en los social media?

Social MediaAunque los social media han entrado en tromba y sin avisar en nuestra vida diaria, todavía muchas marcas se preguntan qué son, para qué sirven, y, sobre todo, si realmente necesitan estar en ellos. Convencerse de su necesidad es un paso que no es fácil dar, pero no faltan argumentos. Si conoces a alguien que mantiene estas dudas, aquí te ofrecemos cinco motivos por los que creemos que la presencia en redes sociales es beneficioso para cualquier negocio.

  1. Tu audiencia ya está ahí:

    Atrás quedaron ya los años en los que Internet era un reducto de un segmento muy particular de la sociedad. Ahora tu público potencial está ahí, navegando, trabajando, compartiendo sus intereses, buscando información, aprendiendo: en definitiva, comunicándose.

    Cada vez es más habitual que, antes de comprar cualquier producto o servicio, consultemos Internet en busca de las mejores opciones, las características, los comentarios de otros usuarios, las alternativas y los mejores precios. La opinión del consumidor ya está en Internet y no estar ahí te resta visibilidad, dificultará a tus potenciales clientes encontrarte y te cierra un interesante camino para la fidelización: el contacto más personalizado que ofrecen las redes sociales.

  2. Son increíblemente versátiles:

    Practicamente cualquier negocio puede beneficiarse de una buena presencia en social media. Incluso los negocios más tradicionales o con menos relación con las nuevas tecnologías. Las redes sociales sirven a las grandes marcas que necesitan reforzar permanentemente su imagen, pero también se pueden implantar en los mercados más tradicionales y menos tecnológicos. ¿No te lo crees? Pregúntale al heladero de San Francisco que vía twitter notifica dónde pondrá su carrito… a casi 10.000 personas.

  3. Tu competencia ya está ahí:

    La llegada del social media ha sido vertiginosa, de acuerdo, pero no es de esta mañana. Ya en 2009 la inversión publicitaria en estos canales fue suficientemente significativa como para que no podamos considerar a nadie que empiece hoy a usar el social media como canal de comunicación un early-adopter. Ser el primero en entrar pudo ser arriesgado, pero puede serlo aún más ser el último. El manido “Renovarse o morir” nunca ha tenido más sentido.

  4. La inversión necesaria es comparativamente pequeña:

    Un anuncio en un periódico, una cuña en la radio o un spot en la televisión suponen inversiones muy fuertes y que no todo el mundo se puede permitir. La publicidad en social media también requiere  inversión, y sobre todo una buena planificación, pero es mucho más asequible.

  5. Es rentable:

    Sí. A corto, medio y largo plazo la presencia en los social media y la utilización de sus recursos es rentable en términos económicos. La implicación y fidelización del usuario a través de estos nuevos canales puede ser enorme, y el ROI en redes sociales se obtiene en términos cuantitativos y cualitativos.

    El ejemplo paradigmático es Dell, que con sus cuentas de Twitter da salida a muchas de sus ofertas y que ya en 2008 anunció ganancias de más de 1 millón de dólares.

En conclusión, los social media abren nuevos mercados y nuevas formas para convertir a los clientes en usuarios y establecer con ellos una relación más directa y personal. Esperamos que con estos argumentos, tu reto no sea convencer a nadie, sino encontrar la manera de aplicarlos con éxito.

Fotografía: sndrv

Contenidos Relacionados

Top