El móvil acerca la domótica al consumidor

Edificio_BTEK-ReadWriteWeb-esHace años que se conoce la domótica. Reportajes en televisión con montajes en 3D han mostrado una vida idílica de descanso y relax en la que casi todo está automatizado y centralizado. Sin embargo la domótica no está tan difundida como se cree, algo que puede cambiar gracias a las aplicaciones integradas en los últimos teléfonos inteligentes y tabletas. Lo vemos en los siguientes ejemplos:Activar o apagar la alarma, subir y bajar persianas, visualizar las cámaras de videovigilancia, controlar la iluminación, el televisor y el resto de electrodomésticos y, por supuesto, abrir la puerta del garaje. No es necesario tener un mando para cada función porque ya hay APIs asequibles que se encargan de controlarlo todo con la misma precisión y desde cualquier parte del mundo. El aumento de potencia de los aparatos y de la velocidad de conexión a Internet son suficientes para garantizar el funcionamiento continuo de este sistema. A esto hay que sumar la multitud de modelos de domótica, con algunos de ellos no hay necesidad de realizar obras para la instalación, como los de radiofrecuencia o los PLC, que se sirven de la misma red eléctrica para transmitir la información a los aparatos que se quieren controlar.

Optimizar los recursos

Ahorrar y controlar los consumos son los últimos avances en estos campos. Las aplicaciones más actualizadas no son meros dispositivos de manejo, sino que los acompañan de información relevante para la toma de decisiones sobre la gestión del hogar. Por ejemplo, la aplicación de TXU Energy dirigida a sus usuarios en Texas. La interface ofrece los detalles de la temperatura del hogar en cada momento registrados por el terminal fijo iThermostat para que se tomen decisiones sobre el momento adecuado para encender o apagar los aparatos de calefacción o aire acondicionado. De este modo, el usuario optimiza las condiciones ambientales de su casa mientras reduce su consumo energético.

Con unas leyes de precios sobre la energía cada vez más libres, decidir en qué momentos se activan o no los electrodomésticos pasa a ser un factor a tener en cuenta. Por eso han proliferado este tipo de aplicaciones para los productos de Apple y algunos teléfonos de la plataforma Android. Tendril, Control4 o Visbile Energy son nombres de startups americanas que se han lanzado a este sector, aunque por el momento no es lo suficientemente prolijo porque según un reciente estudio de Pike Research controlar el consumo energético mediante el móvil sólo interesa a un 14% de los consumidores.

Múltiples experiencias en España

En España también hay varias compañías que permiten controlar mediante los teléfonos móviles sus sistemas de domótica, como las que se pondrán en marcha en La Catedral de Madrid. Recientemente quedó inaugurado el edificio BTEK, el centro de interpretación de la tecnología de Bizkaia, levantado con financiación pública. Durante la primera prueba demostraron cómo se manejaban los equipos de audios y vídeo, la climatización o la iluminación desde un iPad y desde un iPhone. Más años lleva en el sector Multidomo networks!, una startup madrileña dedicada exclusivamente al hogar digital que apuesta por el software as a service. Se encargan de proveer software de domótica compatible con varios tipos de hardware de conexión como X10 y KNX.

Y es que los smartphones se están convirtiendo en el centro de la vida del hogar. Gracias a Android, Samsung Galaxy S funciona como punto de encuentro del resto de dispositivos de ocio. No es sólo el hecho de poder actuar como mando a distancia para el televisor o de modem para ampliar la señal de Internet a otros aparatos del hogar. La inclusión del estándar DNLA permite hacer de enlace entre televisión, ordenador y cualquier aparato que lo posea para la reproducción y la gestión a distancia de archivos de audio y vídeo.

Son sólo unos cuantos ejemplos de la capacidad de gestión del día a día que se puede lograr con los teléfonos móviles que tienen potencia y conectividad suficientes como para ser el centro del hogar. Y, profundizando un poco más, con aplicaciones suficientemente útiles como para ser capaces de ahorrarnos dos recursos mediante un control más eficiente: el tiempo y el dinero.

Imagen: BTEK

Contenidos Relacionados

Top