Análisis Social Media

La gráfica social de Facebook y su uso

Logo con caraFacebook ha realizado un estudio demográfico que llega a la conclusión de que el conjunto de usuarios de raza negra y latinos están alcanzando el mismo volumen de usuarios dentro de esta red que la blanca y asiática. ¿Ha quedado claro? Los científicos de Facebook han examinado los datos y han dicho que ya está todo bien.

Durante meses hemos estado solicitando que Facebook hiciese pública la información sobre sus usuarios de un modo apropiado para permitir su estudio por parte del público en general.

Se trata de un valioso conjunto de datos sobre las interacciones entre 350 millones de personas de todo el mundo. Entre estos datos probablemente se puedan descubrir numerosos modelos de interacción social, algunos de ellos no muy agradables. Sin embargo, por el momento Facebook ha analizado la información internamente y ha hecho una interpretación muy optimista. Al parecer habrá más análisis, así que veremos lo que se nos dice que sucede realmente en Facebook. No obstante, creemos que estos datos deberían estar disponibles para poder realizar análisis externos.

En este caso, la información no era anónima, los encargados de analizarla eran dos empleados de la empresa y dos estudiantes de las universidades de Cornell y Princeton. Este grupo comparó los apellidos de los usuarios de Facebook con el censo de datos de Estados Unidos con el porcentaje de personas con esos mismos apellidos que afirmaban pertenecer a una raza en particular.

Grafica demografica en Facebook

Una vez que haya un gran número de usuarios de Facebook con perfiles públicos, algo que probablemente suceda muy pronto gracias a la nueva configuración radical de privacidad que la empresa empezó a recomendar la semana pasada, analizar datos como nombres, listas de amigos y asociaciones ya no supondrá una violación de la privacidad.

Puede que esto incomode a muchos usuarios, pero de un modo o de otro, hay mucho potencial para acciones socialmente positivas (no sólo publicidad) gracias a la agregación de datos de usuario. Quizá sea coincidencia, quizá no, pero el nuevo régimen de privacidad anulará las objeciones iniciales ante el análisis global de datos de usuario. Probablemente habrá que hacer algo para que los datos estén disponibles de forma global y en un formato apropiado para el análisis externo.

El ejemplo que nos han mostrado más habitualmente como justificación para liberar estos datos es la historia de lo que se denomina “red-lining inmobiliario”. Cuando en los años 60, tanto la información del censo de los Estados Unidos como los datos de hipotecas inmobiliarias se hicieron públicos para su análisis global, se demostró que los bancos de todo el país discriminaban a los solicitantes de créditos hipotecarios de los barrios ocupados tradicionalmente por africano-americanos.

Este hecho tuvo mucha repercusión, y sospechamos que el enorme almacén de datos de Facebook puede ocultar modelos de conducta de importancia similar, tanto positivos como negativos.

En contraste y como ilustración, tengamos en cuenta las conclusiones extraídas por el popular sitio de citas OK Cupid sobre un análisis de los índices de respuesta a los mensajes para solicitar citas entre sus usuarios de distinta raza. En parejas heterosexuales, los solicitantes masculinos de OK Cupid obtenían muchas más respuestas si eran blancos. Los hombres de raza negra, latinos y asiáticos tenían bajísimos índices de respuesta por parte de las mujeres registradas en la página. Los hombres blancos respondían menos a las solicitudes de mujeres de raza negra, y, con diferencia, eran los que más abiertamente afirmaban preferir salir con personas de su misma raza. Tanto hombres como mujeres blancos rara vez afirmaban preferir salir con personas de otra raza.

Esto supone un duro golpe a quienes comentan sobre el estudio de Facebook que la gente ya no piensa en términos de raza. Ciertamente parece que sí es así.

Será interesante ver si Facebook está dispuesta a publicar datos que muestren un aspecto no tan positivo de su propia masa de usuarios. Lo más probable es que sean agentes externos los que saquen a la luz esta clase de información.

Al mundo no le vendría mal conocerse a sí mismo algo mejor, Facebook, pero es importante que este conocimiento no provenga de científicos de vuestro propio equipo, que trabajen basándose en vuestros intereses económicos.

Sobre el autor de este artículo

Marshall Kirkpatrick