Análisis Tecnología

La explosión de los juegos online sociales en China

Repasamos los juegos sociales online como Happy Farm, que arrasan en los portales y las redes sociales en China.

Logo de 5 Minutes - ReadWriteWeb en espanolSi hace unas semanas hablábamos sobre redes sociales chinas, hoy vamos a habler sobre juegos online. Todo el mundo sabe ya que la industria de los juegos online en China está experimentando un boom, y su crecimiento va en camino de continuar con empresas como Shanda Games, Netease y The9 abriendo camino. En 2009, la industria de los juegos online en China tuvo unos beneficios de casi 3.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 39,5% desde 2008.

Cada día, millones de estudiantes de secundaria que intentan olvidar la presión de los exámenes de acceso a la universidad, y la frustración de los jóvenes adultos con sus trabajos les hacen ir en masa a los cibercafés a jugar a juegos de rol online. Forman parte de los 384 millones de usuarios de  Internet de China, y se sientan ante hileras de ordenadores en habitaciones mal iluminadas y llenas de humo durante más de ocho horas seguidas viviendo en mundos virtuales para escapar a las presiones de la vida contemporánea china.

Nuestro autor invitado Joel Backaler escribe en The China Observer, un galardonado blog que se ocupa principalmente de tendencias y la cultura de consumo de la tecnología China. Sus escritos han aparecido y se han citado en el Wall Street Journal China Journal, BusinessWeek y Seeking Alpha. Joel es un ex-asociado de Fullbright que habla mandarín y ha vivido y trabajado en Taipei, Beijing y Singapur con el Frontier Strategy Group. Se puede seguir a Joel en Twitter.

Sin embargo, más allá de los cibercafés, los juegos sociales han surgido como una cómoda alternativa para estudiantes y empleados para tener una sensación de liberación y revitalizarse antes de enfrentarse a la siguiente tarea del día en sus rutinas cotidianas. Hacen descansos para cuidar su jardín durante 5 minutos en el juego de agricultura Happy Farm (Kaixin Nongchang) o robar la plaza de aparcamiento de sus amigos en Qiang Chewei, de Kaixin001. RenRenWang (anteriormente Xiaonei), Kaixin001 y QQ Xiaoyou de Tencent son los líderes de los portales sociales y los sitios de referencia para acceder a las aplicaciones de juego más populares de China.

La gran popularidad de los juegos sociales no se limita sólo a oficinistas veinteañeros: los juegos sociales atraen a la juventud china, a sus padres de mediana edad e incluso a ancianos jubilados que intentan compartir un hobby en común con sus parientes desperdigados por todo el país. El panorama de los juegos sociales se está desarrollando a un ritmo extremadamente rápido, y la competición aumenta con ferocidad día a día.

¿Cómo se crea un juego social “ganador” en China?

Los juegos más populares en China son simples de jugar y atraen a un público amplio. Estos juegos de éxito tienen decorados fácilmente reconocibles, como cocinas, jardines y aparcamientos, y sólo hacen falta unos clics de ratón para tener una experiencia social de juego compartida con nuestros amigos.

Happy Farm es el juego social chino más popular hasta la fecha. Sus creadores son los desarrolladores de juegos sociales 5 Minutes, con sede en Shangai, y el juego es muy parecido al FarmVille de Zynga. Los jugadores tienen una granja virtual en la que plantan frutas y verduras. Compran suministros como semillas, pesticida y fertilizante en un mercado virtual. Aunque parte del juego consiste en cultivar y proteger nuestra propia cosecha, lo verdaderamente divertido es colarnos en las granjas de nuestros amigos y robarles sus verduras. El juego es fácil de aprender, conecta con la cultura agrícola tradicional china y es extremadamente adictivo: atractivo para jóvenes, mayores y todas las demás edades.

¿Qué desarrolladores de juegos sociales chinos deberíamos conocer?

5 Minutes (五分钟), CEO: Shaofei Gao
5 Minutes se fundó en 2006 entre tres estudiantes universitarios. En noviembre de 2008 lanzaron Happy Farm (que mostramos a continuación) y lograron un éxito inmediato, se asociaron con portales sociales de prestigio y recibieron un pago único de varios millones de yenes por parte de Tencent por los derechos del juego para ofrecerlo en su plataforma QQZone. A finales de 2009, 5 Minutes recibió 3,5 millones de dólares (unos 2,6 millones de euros) en capital de riesgo de Draper Fisher Jurvetson.

Pantalla de Happy Farm - ReadWriteWeb en espanol

Rekoo (热酷), CEO: Yong Liu
Rekoo, fundada en 2008, es uno de las empresas desarrolladoras de juegos más importantes de China, con varios socios en el país: RenRenWang, 51.com, Alibaba, Baidu y Sohu. Rekoo también tiene una asociación estratégica transatlántica con Facebook, MIXI, Myspace y Cyworld. Los juegos más exitosos de Rekoo son Sunshine Ranch y Animal Paradise.

IsMole (奇矩互动), CEO: Edwin Chen
IsMole, fundada en 2008, comenzó como desarrolladora líder de juegos para redes sociales, pero pronto perdió su ventaja competitiva ante otras como 5 Minutes y Rekoo. IsMole es más conocida por su juego de cocina social Xingfu Chufang (ver más abajo), que se ha lanzado en cinco idiomas diferentes en siete países en treinta plataformas sociales distintas.

Pantalla XingFu Chufang - ReadWriteWeb en espanol

Kingnet Games (恺英网络), CEO: Yue Wang
Kingnet, fundada en 2008, lanzó Tower of Babel en abril de 2009, y a los tres meses tenía más de medio millón de usuarios. En julio de 2009, Kingnet recibió capital de riesgo de KPCB China. En octubre de 2009, Kingnet tenía más de 2 millones de usuarios en Facebook.

Los desafíos de los desarrolladores de juegos sociales

El desarrollo de juegos sociales en China ha entrado en un período de tremendo crecimiento, pero aún tiene que madurar por completo. Las empresas compiten ferozmente con diferentes niveles de experiencia y capital para crear el próximo juego de éxito. Como resultado de este entorno han surgido dos desafíos principales.

  1. Falta de innovación: existe una falta de diversidad en general en el contexto de los juegos. Entre los competidores abundan las copias: una vez que un juego social tiene éxito, la competencia empieza a producir sus propias versiones. Por ejemplo, hay numerosos juegos ambientados en granjas, como el Happy Farm, de 5 Minutes: Sunshine Ranch de Rejoo, Kaixin Huayuan de Kaixin001 y Happy Farmer de Zhiming Xingtong.
  2. Falta de mejora continua: Los desarrolladores tienen una tendencia a dejar de invertir en el juego una vez incorporado a la plataforma social. En algunos casos se debe a la falta de capital suficiente, mientras que otros paran porque intentan hacer varios juegos para obtener una rentabilidad rápida. Esta falta mejora continua produce ciclos de juego cortos, a la vez que la experiencia de usuario se resiente, y un corto período de éxito finalmente les lleva a verse sustituidos por el siguiente juego de moda.

Para ganar terreno a largo plazo en este entorno es inevitable el aumento de los costes de operación, a medida que los desarrolladores se ven obligados constantemente a mejorar la calidad y exclusividad de sus juegos para evitar la competencia doméstica y mantener su cuota de mercado.

Esto es sólo el comienzo

A pesar de estos desafíos, existe un tremendo potencial de crecimiento para los juegos sociales en China. Los primeros años de crecimiento en el desarrollo de juegos sociales en China han servido de base. En los próximos años asistiremos a la convergencia entre juegos sociales y juegos móviles 3G. La base de usuarios de juegos sociales se compone sobre todo de estudiantes y trabajadores de oficina jóvenes, y va aumentando con la incorporación de jugadores mayores incluso.

Aunque las empresas chinas seguirán enfrentándose a un mercado competitivo en casa, las mejores empresas serán las que desarrollen estrategias de éxito únicas a nivel local y las localicen para triunfar en otros países. En una entrevista reciente, el CEO de 5 Minutes, Shaofrei Gao, afirmaba: “Los usuarios de Internet en China cada vez son más maduros, se están acostumbrando cada vez más a pagar por jugar, y no hay duda de que las oportunidades del mercado de los juegos sociales seguirán creciendo en el futuro”.

Original: Joel Backaler

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES