Internet se queda sin direcciones en un año

Ilustracion - Explosion de datos - ReadWriteWeb-es¿Cuál es el motivo principal de esta preocupación? Se va a producir una explosión de datos en la red, gracias en gran parte a los datos de sensores, redes inteligentes, RFID y otros datos de Internet de los objetos. Entre otros motivos se encuentra el aumento de las conexiones de dispositivos móviles a Internet y el crecimiento anual de contenidos generados por usuarios en la red.

Internet se quedará sin direcciones en aproximadamente 1 año, según nos ha contado John Curran, Presidente y CEO del American Registry for Internet Numbers (ARIN). Lo mismo afirmaba hace poco Vint Cerf, el principal Evangelizador de Internet de Google.

Cuenta atras en Twitter - ReadWriteWeb-es

Cuenta atrás de IPv4 en Twitter, queda menos de un año para que se agoten las direcciones IPv4…

Por qué hace falta un nuevo protocolo de Internet

Actualmente, la red usa sobre todo IPv4, el Internet Protocol versión 4. Cada dirección IPv4 está limitada a un número de 32 bits, lo que significa que hay un máximo de algo más de 4.000 millones de direcciones únicas. IPv6 es el protocolo de Internet de nueva generación, y usa una dirección de 128 bits, con lo que ofrece un número mucho mayor de direcciones únicas. Suficiente, de hecho, como para que cada habitante del planeta tenga más de 4.000 millones de direcciones.

John Curran, de ARIN, la organización sin ánimo de lucro responsable de la distribución de direcciones de Internet en la zona de Norteamérica, nos ha contado que de las aproximadamente 4.000 millones de direcciones IPv4 disponibles, se han asignado todas menos un 6%. Curran espera que el 6% final se asigne durante el año que viene.

Se trata en gran medida de un problema al que van a tener que enfrentarse los proveedores de conexión a Internet y las operadoras de telecomunicaciones. Sin embargo, los proveedores de servicios de contenidos, incluyendo empresas online a gran escala como Google y Facebook, también deben asegurarse de que se produzca la transición de IPv4 a IPv6. Curran explicaba que una empresa de contenidos como Google (por ejemplo, con YouTube) tendrá que trabajar con su proveedor de servicios de Internet para transportar el contenido a través de IPv6 además de IPv4.

Según Curran, esta transición se está produciendo “lentamente”. Sin embargo advierte de que “donde vamos con retraso es en la puesta en práctica”.

Google, Facebook y otros avanzan a buen ritmo

John Curran nos contaba que empresas grandes como Verizon y Comcast han anunciado que están sus actividades de prueba en IPv6. Curran también señalaba que las nuevas iniciativas de Internet de los objetos que usan redes de sensores, rejillas de energía, RFID y tecnologías similares se están dirigiendo para usar IPv6 y no IPv4.

También hay evidencias de que grandes empresas de Internet han prestado su apoyo. Curran afirmaba que Google ya ha pasado la mayor parte de sus servicios a IPv6. Google, al declarar su apoyo hacia el IPv6 en una página Web especial, afirma que “el IPv6 es esencial para que continúe la salud y la apertura de Internet [y] fomentará la innovación y permitirá el crecimiento continuado de la red”.

En junio, Google celebró una conferencia de entidades que aplican el IPv6. Durante este evento, Facebook anunció que había comenzado a usar IPv6.

En sus comentarios de apertura de la conferencia, el principal Evangelizador de Internet de Google, Vint Cerf, anima a los proveedores de servicios de Internet a pasarse el IPv6, para que no se cree un “mercado negro” de direcciones de Internet.

¿Otro efecto 2000?

Los críticos creen que el entusiasmo por la adopción del IPv6 tiene parte de catastrofismo. @ajbraun, un usuario de Twitter que se describe como líder de tecnología en Sony Ericsson comentaba: “Todos deberíamos llamarlo ‘IPv6: el Efecto 2000 II’. Aunque será un problema claro en 10 años, nos entrará el pánico al final y resultará ser mucho ruido y pocas nueces”.

Otros ven como solución una tecnología llamada NAT (Network Address Translation), que asocia múltiples direcciones a una dirección IP, con lo que se reduce la cantidad de  direcciones IP necesarias. Sin embargo, esto es, en el mejor de los casos, una solución temporal. Google afirmaba en 2008 que NAT y tecnologías similares “complican la arquitectura de Internet, crean barreras para el desarrollo de nuevas aplicaciones, y van en contra de los principios de apertura de red”.

Tanto si se está propagando el miedo como en el caso del efecto 2.000 como si no, la cuestión es que el IPv6 es una plataforma mucho más amplia para el futuro Internet de los objetos. Por tanto, de un modo o de otro, va a haber que dar el salto.

Original: Richard MacManus

Traducción: Marco Fernández

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top