Análisis Mobile

Internet móvil se disparará en 2010

Foto iPhoneSegún predicciones recientes de la empresa de analistas IDC, el uso del Internet móvil se disparará en los dos próximos años por efecto de fuerzas de mercado como la triplicación de las aplicaciones de iPhone, la quintuplicación de las aplicaciones de Android y el lanzamiento del esperado ordenador tablet de Apple. Ésta era una de las muchas predicciones de fin de año de la empresa incluidas en un informe que ofrecía una amplia visión de lo que nos depara 2010 en la informática, el cloud computing, Internet móvil y el mercado de la tecnología en general.

Internet móvil sigue creciendo

Una de las predicciones más destacables en el informe de 20 páginas tiene que ver con el crecimiento de la industria móvil. Bajo el titular “Los dispositivos móviles eclipsarán a los ordenadores de sobremesa“, la empresa de analistas afirma que en 2010 los dispositivos móviles serán una plataforma cada vez más estratégica para desarrolladores tanto comerciales como empresariales. Sin embargo, el informe desmiente las posibles conclusiones que se puedan extraer de su llamativo título aclarando que la empresa no predice (aún) “la muerte del ordenador de sobremesa”, sino que los dispositivos móviles ya no se considerarán “secundarios”. En lugar de eso, IDC afirma que los dispositivos móviles se considerarán plataformas de cliente primarias.

Aunque la empresa no esté anunciando la muerte del ordenador de sobremesa, sí cree que en 2010 los dispositivos móviles eclipsarán a los ordenadores de sobremesa en varias áreas, o al menos estarán muy cerca de hacerlo. Por ejemplo, IDC afirma que veremos más de mil millones de dispositivos móviles conectados a la red para fin de año. Eso serían casi tantos dispositivos móviles como ordenadores de sobremesa conectados a Internet, los cuales alcanzarán los 1.300 millones. Además, la tasa de crecimiento de los dispositivos móviles es de 2,5 veces la de los ordenadores de sobremesa.

En su mayor parte, el crecimiento se deberá a la proliferación de los smartphones, como el iPhone de Apple, la BlackBerry de RIM y las líneas que utilizan el sistema operativo Symbian de Nokia, Windows Mobile y el Android de Google. En 2010 se venderán 200 millones más de smartphones, lo que representará el 16% del mercado. Para 2013, esa cifra ascenderá al 20% o más.

Además del número en sí de teléfonos producidos el año que viene, el desarrollo de aplicaciones también seguirá teniendo un crecimiento acelerado. IDC cree que el iPhone de Apple tendrá 300.000 aplicaciones disponibles para fin de año (actualmente son 100.000), mientras que Android ofrecerá entre 50.000 y 57.000 (actualmente son 10.000). IDC cree también que la estrategia de Google con Android (un sistema operativo abierto que puede ejecutarse en diferentes modelos de hardware) ayudará a convertirlo en un fuerte competidor del iPhone.

Se lanzará el “iPad” de Apple

Por supuesto, la predicción que despierta más curiosidad es la referente al tablet de Apple. IDC ha denominado al dispositivo “iPad”, y afirma que será más como un iPod Touch de gran tamaño (8-10 pulgadas) que un ordenador Mac de tamaño reducido. El dispositivo permitirá navegar por Internet, aplicaciones de videoteléfono, juegos, leer libros, revistas y periódicos, y ver vídeos. El año pasado IDC afirmó que el iPad no llegaría en 2009, y puesto que estamos en diciembre, parece que acertaron. Ahora la empresa afirma que 2010 será finalmente el año de su lanzamiento. También comentan que no sería sorprendente que Microsoft lanzase el año que viene su propio dispositivo tablet.

Además de la presentación del denominado iPad, IDC afirma que el mercado de los netbooks seguirá creciendo a medida que los principales fabricantes expandan sus líneas incluyendo diferentes niveles de precio para estos dispositivos ultra-portátiles. Esta línea “buena, mejor, el mejor” permitirá a los netbooks dejar de ser centrarse en la economía (dispositivos baratos de bajo rendimiento) para convertirse en alternativas dignas a los ordenadores portátiles clásicos.

Sobre el autor de este artículo

Sarah Perez