Análisis e-conomía General

Innovación en la PYME: 5 negocios tradicionales que rompen moldes en Internet

mercadilloLas pymes representan el 90% del mercado laboral español y un 87% de su PIB. La transición de éstas a las nuevas tecnologías, principalmente e-mail y página web corporativa, ya se ha realizado. Ahora llega el siguiente escalón: aprovechar las tecnologías de la web 2.0 para comercializar y promocionar sus productos y servicios. Los pasos en este sentido que están dando algunos negocios tradicionales son tímidos pero valientes. Os ponemos algunos ejemplos.

  1. El carrito de Crème Brûlée

    El más famoso de todos los negocios tradicionales que ha sabido aprovechar las nuevas tecnologías es el protagonizado por Curtis Kimball, oriundo de San Francisco. Pocas semanas después de abrir su carrito de crème brûlée descubrió que uno de sus clientes había llegado a su carrito a través de un tweet que avisaba de su posición. Abrió él mismo una cuenta propia y ahora más de 9.000 personas siguen su ruta y los sabores que ofrece cada día el carrito en su viaje a través de San Francisco. Su éxito ha sido tan grande que Curtis Kimball tuvo que dejar su otro negocio para abastecer la demanda.

  2. Naranjas Lola

    Aunque aún no ha entrado en las herramientas sociales, el caso de Federico Aparici y su mujer merece una mención por ser un comercio electrónico pionero en un sector nada tecnológico como la agricultura. Hace más de 10 años decidieron prescindir de los intermediarios y poner a la venta sus cítricos directamente a través de Internet. En cajas de 15kg y con entrega en 24 horas, distribuye su producto a miles de familias cada año. Hoy su negocio sigue siendo un éxito y de hecho ha sido copiado por otros muchos agricultores del Levante.

  3. Sant Blai y su burrita Pepper

    Sant Blai es una finca rural en Campos, Mallorca, que ha hecho del microblogging una de sus principales herramientas de promoción. Marta Bonet, su responsable de marketing, convirtió en twittera a la burrita Pepper, que vive en la finca, y a través de ella ha conseguido más de 3.000 followers con los que mantiene una relación fluida y dinámica. La estrategia ha tenido mucho éxito y hasta el Daily Telegraph ha reconocido el twitter de Pepper como uno de los 10 mejor gestionados del mundo.

  4. Vino Gran Soto

    Aunque la venta de vino on-line ya contaba con sus propios jugadores, hay bodegas que apuestan por vender sus vinos directamente a través de Internet. Gran Soto ha apostado no sólo por esta estrategia, sino por cargarlo de valor añadido permitiendo personalizar las etiquetas que lo acompañan mientras mantienen unos tiempos de envio muy breves: 72 horas.

  5. Pollería Hermanos Gomez

    La Pollería Hermanos Gomez, fundada en los 70, ha decidido apostar fuerte por las nuevas tecnologías para abrir nuevos caminos a su negocio. Han comenzado 2010  con una cuenta en twitter y una web muy moderna, dinámica y actualizada. Aún es demasiado pronto para valorar la apuesta de esta PYME, que por supuesto también vende on-line y distribuye sus productos en Madrid y alrededores, pero sin duda han demostrado auténtico espíritu emprendedor.

Este mosaico heterogéneo de Pequeñas y Medianas Empresas con negocios tradicionales que se han atrevido a emprender nuevos caminos por las nuevas tecnologías de la información para mejorar su negocio nos demuestra que, aunque a veces no lo parezca, hay, y puede haber, movimiento en todos los sectores de la economía.

Fotografía: druidabruxux

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.