Después de Google Ocean ¿qué le queda por explorar a Google?

Google OceanEl mes pasado conocimos la nueva incorporación a su oferta de información geográfica. Google Ocean nos permite no navegar sino bucear por los océanos del mundo descubriendo su geología, fauna y flora. Otra genialidad más del gigante de las búsquedas para maravillarnos. Cuesta tomar conciencia de la inmensa cantidad de información que estos servicios nos ofrecen, además de manera sencilla e intuitiva.

Un producto, cientos de aplicaciones

Ya podíamos volar entre los relieves montañosos de cualquier parte del mundo, ver ciudades en 3D, o a través del Street View, contemplar el cielo nocturno y hasta visitar Marte y nuestra enorme Luna. Ahora también podremos seguir las migraciones de los grandes mamíferos acuáticos o sumergirnos hasta el Abismo Challenger en la fosa de las Marianas, el punto exterior más profundo de la corteza terrestre -más de 10.000 metros de profundidad- y a donde sólo dos valientes humanos han viajado alguna vez. Esta exhibición de creatividad y poder democratiza el acceso a una cantidad de información increible, y dota de nuevas herramientas a disciplinas tan dispares como la educación, la geología, la geografía, la paleontología o el turismo. Google Earth sirve tanto para estudiar fallas de subducción como para comprobar qué edificio encontrarnos en una dirección dada. Para aprender astronomía o planificar un viaje. Para medir el area un terreno o para evaluar el alcance de una catástrofe natural. Y todo desde una interfaz no sólo sencilla, sino divertida.

Las críticas a Google Earth

El trabajo que han desarrollado en Google para poder ofrecernos un servicio tan completo e impensable hace unos pocos años no ha estado libre de obstáculos. Las dificultades han sido muchas y de muy diversa índole. Especialmente a nivel legal. Ofrecer imágenes por satélite de todo el mundo, con buena resolución y datos precisos de coordenadas y altimetría ha sido puesto en entredicho en términos de seguridad militar por varios paises. De hecho, parece ser que para la planificación del atentado de los hoteles de Bombay -2008- los terroristas lo usaron activamente. También las agencias de protección de datos se han quejado por la agresión a la intimidad que podía suponer Street View. Google ha optado por pedir perdón antes que permiso, y va resolviendo los problemas sobre la marcha. Sus últimas críticas llegan desde la Unión Europea. Le exigen que mantenga sólo durante seis meses las fotos que conforman el servicio, que actualmente están vigentes durante un año. Google se defiende alegando que mantenerlas un año entero está plenamente justificado, y ha anunciado que va a recurrir contra lo que considera un ataque a la libertad de expresión en Internet.

El futuro de las herramientas geográficas de Google

Google siempre se ha caracterizado por no anticipar información de sus futuros productos y servicios hasta que efectivamente los lanza, por lo que es complicado saber qué nuevas sorpresas nos depararán sus herramientas de información geográfica. Aun así, mientras algunos de los futuros pasos de Google en este campo parecen predecibles y probables, otros no pueden ser más que pura especulación. Probablemente Street View seguirá ampliando su oferta de ciudades, y, sobre todo tras la última patente concedida a Google, parece inevitable que empiecen a incluir, tanto publicidad geolocalizada, como anuncios de su programa AdWords superpuestos en los carteles publicitarios de la calle. Seguro, también, que nuevas ciudades incorporarán representaciones tridimensionales de sus edificios. La capacidad de hacer mash-ups -combinar varias fuentes de información en una sola aplicación- ha hecho de Google Maps una fuente increible de información geográfica actualizada, interactiva, y especialmente útil en casos de catástrofes naturales. Desde el huracán Katrina, Google, además, siempre trata de actualizar sus mapas mostrando el alcance de la tragedia, ofreciendo unas posibilidades increibles en tareas de rescate o reconstrucción. Ahora que ha includo los océanos, no le quedan muchos más lugares de nuestro planeta por explorar y acercarnos a la pantalla del ordeandor ¿Qué será lo próximo? ¿Mandar expediciones "street view" a las cumbres de las montañas? ¿A espeleólogo para mostrarnos las cuevas más profundas de la Tierra? Sólo el tiempo dirá.

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top