Francia pretende acabar con la neutralidad de la red

Un informe filtrado recientemente del Secretario de Estado de Economía Digital francés revela el esfuerzo del gobierno para enterrar profundamente la Neutralidad de la Red en ese país. Es el último episodio en la lucha por controlar Internet. El capítulo final podría tener lugar el próximo mes cuando el parlamento comience  a trabajar en un  proyecto de ley sobre  la Neutralidad donde las posiciones están encontradas. En Francia la libertad de expresión no está garantizada sin límites ni en cualquier circunstancia, cualquier discurso que fomente el odio es ilegal. Censurar Internet para hacerlo cumplir las leyes francesas podría poner en peligro millones de sitios Web (sin mencionar la obligación al cumplimiento de las leyes de derechos de autor). Fabrice Epelboin, es el director de la edición Francesa de ReadWriteWeb, formó parte activa en la  lucha contra la ley HADOPI o “Ley de los tres avisos”. Es un defensor del Creative Commons, un emprendedor y participa en redes sociales y webTV. El informe filtrado tiene la intención de orientar a los miembros de la UMP, el partido en el gobierno, en sus posiciones sobre Neutralidad en la Red, sin embargo, de momento, los políticos franceses no tienen posiciones claras sobre Internet. Probablemente en septiembre, el Senado Francés aprobará la Ley LOPPSI, la cual permitirá  bloquear contenidos de  la red. La pornografía infantil es el objetivo más claro de esta ley, como se hizo en Australia, sin embargo su rango de actuación se está expandiendo a otro tipo de contenido, a pesar de las promesas hechas por el Secretario de Estado de Economía Digital en enero. Otros proyectos de ley que pueden amenazar la libertad podrían estar en camino. El senador de la UMP Jean-Louis Masson está presionando a favor de una legislación que obligaría a los bloggers a registrar su identidad antes de poder publicar posts. El senador Jean-Renè Lecerf, también de la UMP, quiere renovar los documentos de identidad franceses para que lleven un chip para que, de acuerdo con su plan, acceder a la red sea imposible sin identificarse. La Constitución Francesa, atrapada entre la democracia y el mercado libre, está en conflicto con la era digital. Francia se encuentra en un cruce de caminos.

La neutralidad de la red y las elecciones de 2012

El destino de la neutralidad de la red ahora se encuentra en manos de un grupo de parlamentarios más progresistas que comenzarán a trabajar en el proyecto de ley en unas semanas. Lionel Tardy se encuentra entre los pocos miembros del partido de derechas UMP a quienes los usuarios de Internet tienen en alta estima; se opuso firmemente a la ley HADOPI (dirigida a combatir el intercambio ilegal de archivos) y comprende la mecánica interna de la era digital. Hervé Mariton, que recientemente dirigió un grupo de trabajo sobre ética e interacciones online, ha mostrado cierto interés en ideas procedentes de fuera de los grupos de presión contrarios a la neutralidad de la red. Laure de la Raudière (derecha), que dirige al grupo de parlamentarios encargado del proyecto de ley sobre neutralidad de la red en la Asamblea está abierta a nuevas ideas y también comprende Internet y su impacto social (rasgo inusual entre los políticos franceses). La Asamblea Nacional Francesa, que antes seguía cualquier cosa que el gobierno propusiese durante la legislación HADOPI, ahora está al tanto de que la oposición entre los usuarios de Internet es muy alta. Publicaciones online como Numerama y PCinpact, que se opusieron firmemente a la ley HADOPI desde el primer día, han experimentado un gran crecimiento en su público durante los dos últimos años. Lo mismo sucede con blogs como Korben.info y ReadWriteWeb Francia, que también se oponen a la muerte de la neutralidad de la red, y que han observado un incremento significativo de sus lectores en los terrenos del periodismo tradicional y la política. Ahora los parlamentarios se dan cuenta de que sus propias elecciones, que tendrán lugar en 2012, podrían peligrar si siguen su tendencia actual, y la mayoría de los portavoces políticos y de Internet (incluyendo a anteriores consejeros presidenciales) admiten que el modo de enfrentarse a los problemas referentes a Internet que ha adoptado el gobierno es catastrófico y podría llevar a un problema muy grave durante el año electoral de 2012. Fotografía principal: Taramisu; fotografía secundaria: Laure de la Raudière

Contenidos Relacionados

Top