Análisis

Facebook transforma el mercado de la geolocalización

¿Van a sobrevivir Foursquare y Gowalla ahora que se ha lanzado Facebook Places?” Al día siguiente del lanzamiento de la geolocalización de Facebook, Foursquare subió significativamente en número de usuarios,

¿Facebook Places quitará mercado a las que estaban antes que él o popularizará la geolocalización al gran público, abrirá este mercado y creará nuevas oportunidades de negocio?  Enseguida lo analizamos:

¿Foursquare y otros?

De hecho, el director de productos móviles de Foursquare, Hogler Luedorf, parecía poco entusiasmado, si no totalmente deprimido, al hablar sobre cómo su empresa lleva años trabajando en el campo de los servicios de geolocalización. En una entrevista entre bastidores, Cody Barbierri de Venture Beat hablaba con el co-fundador y presidente de Foursquare, Dennis Crowley, que admitía que su empresa no tenía planes claros aún para Places, porque, al parecer, no habían tenido acceso para probar la herramienta en los primeros días.

Sin embargo, no nos olvidemos aún a estas startups. “Si Facebook cree que la geolocalización es una buena idea, esto confirma que hemos dado con algo importante”, afirmaba Crowley.

Localización: ¿la parte “aburrida” de los servicios de geolocalización?

De hecho, es posible que Places termine ayudando a estas empresas a crecer al permitirles concentrarse en funciones e innovaciones, al contrario del monótono pero necesario mantenimiento de bases de datos de geolocalización necesario actualmente.

Sin embargo, esta sugerencia no es nuestra, procede de Yishan Wong, un ex-técnico de Facebook cuyo último proyecto en la empresa consistía en trabajar en la plataforma de geolocalización.

Según su respuesta a la pregunta anterior sobre la supervivencia de Gowalla y Foursquare, éste revela que una de las principales preguntas sobre el producto en Facebook era “¿Cómo podemos crear un producto que beneficie al máximo a las startups orientadas a la geolocalización?”.

“No hay motivo para copiar y eliminar a un competidor, ninguno de ellos obtiene beneficios ni supone una amenaza”, afirma. En nuestra opinión, este último punto es cuestionable. Aunque ninguno supone una amenaza hoy en día, en caso de haber surgido un vencedor entre los servicios basados en geolocalización, al menos podría haber aparecido en el radar de Facebook como lo hicieron Twitter y la recién adquirida FriendFeed. Cualquier red en la que grandes cifras de usuarios opten por compartir sus datos es una red de la que Facebook querrá formar parte. En realidad, es una red que Facebook querrá apropiarse.

Wong continúa su respuesta sugiriendo que los servicios de geolocalización ahora pueden centrarse en los aspectos divertidos de desarrollar su negocio en lugar de a la “aburrida” tarea de gestionar bases de datos de geolocalización.

“Yo creo que el producto de Facebook intenta hacer mercado de las partes “aburridas” de la geolocalización a la vez que ofrece una plataforma para que las empresas “reales” de este sector (esto es, Foursquare, Gowalla, Booyah, Yelp) puedan crear productos sobre ella. Por lo que he sabido por varias fuentes, empresas como Foursquare consideran bastante tedioso el negocio de la “gestión de instalaciones” y creen que éste no es una verdadera fuente de valor diferenciador… por lo que hacer mercado de esta parte de sus negocios no supone un peligro para los aspectos básicos de valor de su propuesta.”

Localización como mercancía de compraventa

Además, la idea de las bases de datos de geolocalización como mercancía de compraventa es algo que muchos llevan ya cierto tiempo sugiriendo. Esto no sólo lo sugirió TechCrunch en abril, como señala Wong, sino que otros, como Jeff Holden, CEO de la empresa de geolocalización creadora de Whrrl, Pelago, sugería que los datos de registro basados en geolocalización están en camino de convertirse en una mercancía en sí mismos.

“Veremos cómo los datos de registro se van convirtiendo en una mercancía a medida que surjan cada vez más productos, y un par de las grandes empresas de red social presenten plataformas de registro abiertas”, escribía en una entrada de blog días antes del anuncio por parte de Facebook.

Para los usuarios finales, la transformación de estos datos en objeto de compraventa, que provocaría la consiguiente sindicación y agregación de datos estructurados, es algo que afectaría profundamente a la competencia, según afirma Holden. También supondría un remedio al problema del denominado “cansancio por registro”, además de permitir ofrecer recomendaciones personalizadas, afirma éste.

Competir en funciones, no en bases de datos geográficas

Aunque es cierto que el convertir los datos de geolocalización en objeto de compraventa supone un valor para el usuario final, se trata de una mercancía que muchas empresas de este sector no probablemente no querían. Hasta el momento, han podido competir no sólo en funciones, sino también en cuanto a la riqueza, precisión y la compleción de sus bases de datos de geolocalización. Ese argumento para la venta ahora va a desaparecer gracias a Facebook. Con suerte, las startups de geolocalización tendrán algunas ideas más para conservar a sus usuarios en esta era post-Places.

Si sirve de algo, en una encuesta informal realizada en Twitter, varios usuarios de Foursquare amigos de RWW respondían que seguirían usando el servicio. “Nah, no voy a dejar 4sq o esp Gowalla por places. Tengo ganas de ver la integración”, afirmaba @tsudo. “Publicaré en Places ocasionalmente para registros poco importantes como conferencias, pero seguiré usando 4SQ para mis amigos de confianza”, afirmaba @LynneBaer. “Para nada, Foursquare es demasiado bueno”, respondía @TheHarrisWalker. Algunos otros respondían que no pensaban usar Facebook Places o que sólo estaban interesados en éste porque ninguno de sus amigos está en Foursquare.

¿Qué opina Wong? Bien, él ha twiteado “¿Por qué sigo usando 4S para registrarme en sitios?”.

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES