Análisis Social Media

Facebook abrirá su flujo de datos

Logo Facebook cara - ReadWriteWeb en espanolFacebook tiene previsto anunciar la disponibilidad de su flujo de datos de usuario en su conferencia para desarrolladores F8 en abril, según indican datos de una investigación. Esta acción podría ser similar a la del flujo de datos que Twitter ha compartido con asociados de gran envergadura y pequeños desarrolladores selectos que han creado su famoso ecosistema con aplicaciones de terceros por toda la red. Al consultar a un representante de Facebook, éste no lo negó, y sólo mencionó que la empresa no quería hacer comentarios sobre especulaciones.

Esta enorme red social en principio era privada por defecto, después realizó controvertidos cambios en diciembre que incitaban a cientos de millones de usuarios a hacer pública su información, y ahora parece decidida a terminar de dar la vuelta a la tortilla en su conferencia de desarrolladores F8 al ofrecer los datos de usuario públicos en un enorme flujo que pueden consumir otros participantes externos y construir sobre él.

Si lo que denominamos Web 2.0 se basaba en crear nuevas tecnologías que facilitaran a la gente de la calle el publicar sus pensamientos, conexiones sociales y actividades, la siguiente fase de la innovación en Internet podrían ser servicios tales como las recomendaciones, la consciencia de uno mismo y del grupo, y otras funciones posibles gracias a que los desarrolladores construyen encima de la enorme masa de datos hecha pública por esta Web 2.0…

En la primera conferencia F8 se desveló la plataforma Facebook, un modo de que los desarrolladores de aplicaciones creasen juegos y utilidades dentro de esta red social. Este anuncio representaría a Facebook como plataforma y permitiría construir mucho más fuera de, y sobre esta red social. ¿Preocupaciones por la privacidad? Sin duda. ¿Verdadero potencial para cambiar el mundo? También hay mucho de eso.

Aún no está claro exactamente qué se incluirá en este flujo de datos, podría ser un conjunto de contenido promocional de páginas de fans sin mucho valor, por ejemplo. El contenido más susceptible de incluirse, sin embargo, son los datos de actividad de usuarios publicados bajo las opciones de privacidad pública. Exista mucha más información de este tipo de la que había hace sólo unos meses.

Quien haya participado en un programa de puntos de un supermercado estará familiarizado con el concepto de aceptar compartir datos sobre nuestras actividades con agencias exteriores a cambio de ventajas. Sin embargo, en esta práctica tan común, los consumidores obtienen descuentos en sus compras, pero no ganan nada del análisis de los datos que envían.

En el caso del flujo o grifo de datos de Twitter, el anhelado conjunto completo de datos de usuario públicos que abarcan todo el sitio, los usuarios acceden a todo tipo de aplicaciones y datos interesantes basados en el análisis de cómo usan el servicio.

Un grifo de datos de Facebook sería mucho mayor. Nos están diciendo que en el anuncio no habrá asociados para el lanzamiento, pero nuestra imaginación se pierde pensando en todas las posibilidades de combinación de servicios. La semana pasada supimos que los datos de geolocalización de usuarios llegarían a Facebook en F8, ahora imaginemos toda esta riqueza de datos entrando como una avalancha en las máquinas de digerir información de una gran variedad de desarrolladores en todo el mundo.

Un grifo de datos de actividad pública en Facebook podría ser como un censo global vivo y activo. Si hacemos una referencia cruzada de estos datos con otros cualesquiera, encontraremos todo un océano de información sobre la condición humana, en todo el mundo, por grupos de personas, segundo a segundo o en el transcurso del tiempo.

Esto es algo que llevamos tiempo sugiriendo que Facebook debería hacer. Me he sentado con el fundador de esta red, Mark Zuckerberg, y he hablado sobre la importancia y el potencial de la publicación en su totalidad de los datos de usuario acumulados.

Sin embargo, eso fue antes de diciembre pasado, cuando se cambió la política de privacidad.

Cuestiones de privacidad

Como afirmaba la investigadora de Microsoft danah boyd en su charla inaugural en SXSW el sábado, sólo porque algo esté publicado en la red, esto no quiere decir que el público quiera que se transmita de forma más general. Hacer algo pública una información no es dar permiso para darle publicidad a ésta.

¿Es la inclusión de nuestra actividad pública en un flujo de datos disponible programáticamente para desarrolladores externos un caso de comunicación que infringe el control del usuario y, por lo tanto, su privacidad?

No creo que esté claro en un caso ni en otro. En un debate sobre el análisis de datos de Twitter acumulados el año pasado, un representante de la Electronic Frontier Foundation me dijo que los usuarios de Twitter no tenían expectativas razonables de que sus datos no se fueran a redistribuir y analizar en bloque porque Twitter es un foro público.

Facebook antes era diferente. Era privado por defecto, nuestras acciones se compartían sólo con nuestros amigos y familia, a quienes dábamos permiso para ver nuestros mensajes de estado y nuestras fotos.

Después, en diciembre, la empresa dio un giro radical al animar a los usuarios a reconsiderar sus opciones de privacidad y hacer que “compartir con todo el mundo en todo el Internet” fuese la nueva configuración por defecto para la mayoría de las opciones. Mark Zuckerberg afirmó que Facebook sólo estaba cambiando para reflejar cómo estaba cambiando el mundo, pero nosotros argumentamos que se trata de una racionalización poco ingeniosa de las acciones de cambio cultural de Facebook, promovidas en parte por su propia motivación económica. También argumentamos que al inducir a los usuarios a tener datos más públicos, la empresa estaba reduciendo el control de los usuarios sobre sus datos y aumentando la desconfianza en cuanto a publicar datos en general. Esto hace peligrar la idea de compartir nuestros datos de un modo que pueda analizarse.

¿Existe una expectación razonable de que la actividad en redes sociales que se configure como “pública” no se va a redistribuir para venderse en bloque a entidades externas? ¿Cómo puede una empresa como Facebook respetar la privacidad del usuario lo más posible a la vez mientras consigue los resultados increíbles que permite el poder analizar los datos de usuario acumulados?

Empecemos a debatirlo.

Original: Marshall Kirkpatrick

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES