Análisis e-conomía

Consejos para emprendedores: cómo redactar correos

Ilustracion - Correo - ReadWriteWeb en espanolLos inversores reciben muchos correos electrónicos. Jason Mendelson del Foundry Group escribía ayer sobre cómo le gustaría que el correo electrónico fuese más lento para no tener que sufrir lo que llama “desorden de correo electrónico compulsivo”. Una vez dicho esto, hay modos de escribir mejores mensajes al comunicarnos con los inversores (o con cualquiera que reciba muchos correos diariamente) que hacen que el proceso sea más sencillo, rápido y que tengamos más posibilidades de obtener una respuesta.

Babak Nivi , de Venture Hacks, escribía ayer sobre concertar entrevistas con inversores por correo electrónico, y sobre como espera que esta interacción se pueda simplificar. Mediante correos de ejemplo, Nivi demuestra que programar una reunión con inversores ocupados y sobrecargados de correos requiere que nuestras conversaciones sean más específicas; en lugar de proponer vagamente reunirnos “en algún momento la semana que viene”, debemos ser específicos y concretar nuestra disponibilidad ahora mismo y en el futuro próximo.

Nivi también sugiere usar servicios como Plancast para ver si un posible inversor se encontrará en nuestra zona pronto y utilizar esa información para concertar una reunión. Si no, llamemos por teléfono. Otros modos de agilizar este proceso son escribir correos cortos, pero no coloquiales (evitemos las abreviaturas de Internet), e incluir buenas noticias sobre nuestra empresa que aporten algo de contexto.

Estas directrices son muy buenas para los emprendedores que quieran comunicarse con inversores, pero también se aplican a otras situaciones. Sinceramente, probablemente yo mismo sea culpable de no ser especialmente específico cuando la gente quiere hablar conmigo por teléfono; voy adelante y atrás charlando mediante correos hasta acordar una fecha en lugar de expresar claramente cuándo estoy disponible. Al mismo tiempo, las startups y agencias de relaciones públicas también podrían aprender varias cosas del artículo de Nivi a la hora de dirigirse a los medios para compartir sus noticias.

Personalmente, a mí sólo me gustan las notas de prensa que se incluyen con algún breve mensaje personal. Recibo muchas notas de prensa en mi bandeja de entrada, pero como afirmaban Jason Fried y David Heinemeier Hansson, de 37signals en su nuevo libro “Rework“, para los periodistas, las notas de prensa son como spam. Recibimos montones de ellas todos los días, así que lo mas probable es que enviar sólo una nota de prensa no nos sirva de tanto como probar un método diferente.

Los correos a los que respondo suelen ser los que llevan un breve mensaje personal. Todas las semanas recibo unos cuantos correos que no sólo se dirigen a mí directamente, sino que también mencionan algo que yo haya escrito en el pasado. Puede parecer un simple truco, pero es más probable que lea un correo de alguien que entienda los temas sobre los que escribo.

A veces, cuando se amontonan los correos, es posible que no responda a algunos mensajes que realmente podrían interesarme porque se han perdido en el diluvio. De vez en cuando vuelvo a descubrir un correo antiguo cuando el remitente me lo recuerda enviando otro mensaje dentro de la misma conversación. De este modo puedo revisar su primer mensaje y sus notas de prensa, y así también puedo ver que realmente tienen suficiente interés como para mandarme un recordatorio amistoso y que no soy sólo un redactor más dentro de su lista de correo.

Si sabemos que estamos escribiendo a alguien cuya bandeja de entrada está atestada diariamente, es mejor que les hagamos un favor y escribamos correos breves y concisos. Al concertar reuniones, seamos específicos, no difusos; de este modo se reduce el número de correos, y a la larga resulta menos estresante.

Original: Chris Cameron

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES