Sobre desencuentros entre startups e inversores

Fotografia - Ruptura - ReadWriteWeb en espanolDesgraciadamente, no siempre podemos explicar por qué una empresa de capital de riesgo opta por invertir en una startup y no en otra. A pesar de lo que afirman algunos, no hay ninguna fórmula mágica que los emprendedores puedan seguir que les asegure una financiación el 100% de las veces; esto son sólo directrices que podemos seguir para aumentar nuestras posibilidades, pero al final, la decisión de un inversor de riesgo no siempre tiene que ver con la calidad de la empresa, la idea o sus fundadores.

Es como el caso de una relación en la que una de las partes se separa diciendo “No eres tú, soy yo”, con la diferencia de que los inversores de riesgo la mayor parte de las veces hablan en serio.

El inversor de DFJ Gotham Ventures Mark Davis, que escribe el blog Venture Made Transparent, escribía el jueves sobre cómo a veces, incluso al examinar una gran empresa con un futuro prometedor, los inversores de riesgo (él mismo incluido) también dicen que no. ¿El motivo? Bien, para los inversores de riesgo que invierten en una startup, se trata de mucho más que simplemente determinar si tendrá un futuro próspero.

En último término, los inversores de riesgo buscan una contraprestación económica por su inversión, y aunque las startups con potencial de éxito pueden suponer dinero rápido para los emprendedores, el inversor podría no tener la oportunidad de beneficiarse tanto de la inversión como le gustaría. Puede sonar frío y desagradable, pero los inversores de riesgo no existen simplemente para entregar dinero a empresas que lo merezcan; tienen la tarea de coger un fondo de riesgo e invertirlo en empresas que proporcionen una alta rentabilidad.

Dicho esto, hay muchos inversores de riesgo diferentes con muchos objetivos diferentes en mente, así que los que buscan la mayor rentabilidad son menos dados a invertir en una empresa con un futuro ligeramente prometedor. Si un inversor de riesgo nos dice que no, podría tratarse simplemente de que están buscando algo distinto de lo que ofrecemos.

“Cuando un inversor de riesgo dice no a una empresa que parece estar destinada al éxito, puede que lo haga por que ésta no se ajusta a la idea del inversor”, escribe Davis. “Puede que la empresa esté basada en una geografía o un sector en el que el capitalista no invierte [o] es poco probable que la empresa escale lo suficiente como para cumplir los requisitos del inversor.”

Así que antes de tirar a la basura nuestra presentación comercial y darnos cabezazos contra la pared, es mejor que nos tomemos un tiempo para considerar el hecho de que todos los inversores de riesgo tienen diferentes motivaciones, y nuestra empresa podría ser perfecta para un inversor distinto. Supongo que cualquier inversor de riesgo decente nos explicaría por qué nos ha denegado la inversión, pero si por algún motivo no lo hace, debemos asegurarnos de no salir de la reunión sin obtener algún comentario o alguna crítica constructiva.

Original: Chris Cameron

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top