Análisis Innovación Social Media

El valor de los social media y la Web a tiempo real

Fotografia - teleoperadoras antiguasHan pasado unas semanas desde la Cumbre de la Web a Tiempo Real de ReadWriteWeb. Los talleres que se celebraron durante el evento cubrieron toda la gama de aplicaciones y servicios en la red. Éstos examinaron el impacto de la Web a Tiempo Real en la búsqueda, la sindicación, los agregadores e incluso el branding y el marketing. Sin embargo, había varios temas y términos de los que no se habló tanto como cabría esperar: “social”, “interacción” y “comunicación”. Quizá se daban por hecho. Sin embargo, el hecho de no mencionarlos nos indicaba algo más serio, esto es, nuestra tendencia a considerar todavía el contenido en la red, incluso el que se actualiza a tiempo real, como información.

Este artículo es de nuestro autor invitado Adrian Chan.

Por supuesto, la comunicación implica información. El acceso a la información y su distribución son dos de los factores que hacen interesantes los social media. La información es también un atributo de las relaciones sociales, que son otro buen motivo para respetar los social media. Sin embargo, las herramientas y los métodos de nuestra “cultura del status” también son un medio de comunicación; comunicación que da a los social media usos personales, sociales y públicos, y que combina tanto los mensajes de los sistemas como los de los usuarios como en una conversación.

Obtener metadatos de los medios conversacionales

Este contenido “conversacional” puede parecer información. Sin embargo, cuando se trata del producto de una conversación mediada, el contenido oculta dinámicas y relaciones: fuerzas sociales que son implícitas y tácitas por naturaleza.

La industria de la Web a tiempo real está lista para pasar al modo “meta” y obtener y distribuir más valor procedente de la información capturada, recuperada y reutilizada a tiempo real. Sin embargo, para que suceda esto, lo implícito de la interacción social y la comunicación deberá volverse explícito.

Consideremos lo que ya podemos observar y deducir del contenido y la información que se producen en la Web a tiempo real: influencia, capital social, atención, relaciones, temas populares. Esto se consigue por medio de algoritmos y análisis basados en información social incompleta. La Web a tiempo real aún no proporciona muchos metadatos sociales. ¿Podría restablecerse a posteriori, a base de interacciones, relaciones y significados sociales (leer entre líneas)?

El contenido conversacional de la Web a tiempo real se produce mediante entradas dispersas o relacionadas vagamente en el mejor de los casos. ¿Es posible detectar diálogos, relaciones y estructuras sociales entre entradas en forma de monólogo?

El contenido es gente. Larga vida al contenido.

Los Social Media son los nuevos métodos de producción. Ya no estamos en la era de la información, ahora estamos en la era de la comunicación. En esta era, la atención limitada podría explicar el impacto desestabilizador de los social media sobre industrias establecidas; industrias que no es casualidad que estén basadas en la producción y distribución de información, así como en el control del consumo de ésta.

El contenido es el que manda. El contenido de la Web a tiempo real son las personas. Sin embargo, la Web socializada es mucho más que una Web creada por y para las personas. El mundo social no es plano, abierto y transparente. Tiene distinciones, confines, prejuicios y preferencias. También depende de quién escoge, de qué se escoge, de a quién se escoge, quién responde y por qué.

Valor social añadido

El contenido basado en “gente” produce información social, y es relevante porque refleja las preferencias sociales, gustos e intereses de individuos, grupos y comunidades. La comunicación es el modo de producir esta información; la atención es el modo de consumirla.

Los análisis y las métricas de la Web a tiempo real ya tienen esto en cuenta. Las métricas de influencias tienen en cuenta quién escoge a quién, no sólo qué se escoge. La influencia está sujeta a la atención constante que presta un público. No se trata de una cualidad inherente o de la que haga gala quien influencia. Es una relación entre la persona de influencia y un “público” dispuesto a prestar atención y ayudar a distribuir el contenido. Ahí radica la fuerza del medio. Esa fuerza se encuentra tanto en las relaciones sociales como en la información y el contenido.

El comprender lo que interesa a un usuario, por medio de sus contribuciones y actividades, pero también por medio de sus relaciones e interacciones sociales, es parte fundamental del valor que aporta la Web social a tiempo real a marcas y negocios (así como el valor que añade el usuario a su reputación y visibilidad). La atención invertida en comunicación reproduce el valor de una marca al redistribuirlo socialmente (y gratuitamente).

Contexto social

La Web a tiempo real se basa en entradas dispersas. Sin embargo, muchas interacciones sociales en Internet están conectadas vagamente, y algunas estrechamente. Esta conexión devuelve cierto grado de contexto social (información social). También puede revelar relaciones sociales (información relacional). La velocidad, el alcance y la redistribución de tweets y actualizaciones ponen de manifiesto la organización social (información sobre atención). Además, al observarse y analizarse a largo plazo, los cambios en esta actividad pueden revelar intereses y asociaciones persistentes, así como cambiantes (tendencias históricas e información predictiva).

Los contextos sociales pueden reconstruirse parcialmente a partir de otras formas de comunicación: cadenas, bucles y circuitos, grupos, conjuntos y más. Las “conversaciones” satélite, creadas a partir de comentarios re-agregados (véase PubSubHubbub, la RSSCloud de Dave Winer y el nuevo protocolo salmon) fomentarán la innovación en los análisis contextuales.

Sin embargo, todos los análisis sociales del mundo resultan inútiles a no ser que los modelos de arquitectura y de datos sean capaces de capturar la información. Si las herramientas y aplicaciones pueden ofrecernos cada vez más modos de comunicarnos y a la vez de revelar contenido social, y si los esfuerzos de recuperación de datos se mejoran con modelos de acción social, el mundo de la interacción social a tiempo real sacará a la luz información verdaderamente valiosa. Llegados a ese punto, podremos decir que en medio de toda esta información también estamos mejor informados.

Adrian Chan es un especialista en diseño de interacciones sociales y miembro distinguido del SNCR. Se le puede encontrar en Twitter @gravity7 y en su blog.

633AXVSGTUZW

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado