Análisis Innovación

El implante cerebral de Internet: por qué decir no

Este otoño, la empresa de investigación Zogby International publicó los resultados de una encuesta en la que se planteaba a unas 10.000 personas adultas en EE.UU. la siguiente pregunta: “Hasta qué punto sería factible implantarle un dispositivo en el cerebro que le permitiese usar su mente para acceder a Internet si se pudiese hacer de forma segura?”. Un 11% de los encuestados afirmaba que era muy probable o un tanto probable.

He hablado sobre esta encuesta con mucha gente dentro de la industria de Internet desde entonces, y he encontrado un porcentaje aún mayor que afirman estar interesados en tener un implante cerebral con acceso a Internet. Vamos a debatir esto antes mejor que después, ¿de acuerdo?

  • La afirmación de que”la privacidad es una ilusión” sigue siendo una hipérbole en la actualidad.Actualmente es habitual entre los impulsores de Internet asegurarnos que “la privacidad es una ilusión” porque ya no se puede hacer nada en Internet que no se pueda descubrir mediante búsqueda, etc. Esto es pura exageración. La privacidad es uno de los puntos fuertes de varias de las redes sociales más populares, incluyendo hasta cierto punto Facebook.Afortunadamente, nuestros pensamientos aún nos pertenecen. Sin embargo, no podemos garantizarlo una vez que el hardware cruza una membrana. Una cosa es compartir nuestros pensamientos mediante herramientas de colaboración y expresión personal en Internet, pero hay que hacerlo a nuestro ritmo, y en las circunstancias que nosotros escojamos. No creo que haga falta criticar aquí la idea de perder el control de nuestra mente, sea en el grado que sea.Piense en el desafortunado programa Beacon de Facebook: ahora imagine su cerebro conectado a Beacon. No es buena idea.
  • Ni siquiera controlamos aún nuestros datos en Internet.
    Resulta una dura lucha el mantener un mínimo de control sobre el acceso a los datos y la información que creamos en aplicaciones existentes en Internet. No hay razón para pensar que las grandes empresas vayan a respetar nuestros cerebros mucho más que nuestros navegadores.
  • Ya hay protestas por la sobrecarga de información
    ¿Por qué Lifehacker es uno de los principales blogs de Internet? Más allá de la encantadora personalidad de Gina Trapani, es porque ya resulta suficientemente complicado utilizar Internet en un ordenador de sobremesa. La mejora de las interfaces podría ser enormemente significativa, pero intentemos controlar la red usando más nuestras manos antes de intentarlo directamente con el cerebro.
  • El Internet móvil ya avanza a pasos agigantados
    ¿Busca un modo cómodo y portátil de interactuar eficazmente con la red? Cómprese un iPhone. No necesita un implante.
  • Marge Piercy tiene cosas importantes que decir
    Pase por alto los insultos que dedica de refilón a la red en general y lea su discurso de aceptación del premio Nobel (en inglés). El mundo es un lugar de enorme injusticia, en el que estamos perdiendo el contacto con los elementos de nuestra cultura con los que interactuamos físicamente, como los libros. ¿Quiere una experiencia de aprendizaje en la que poder sumergirse y que interactúe con su mente y sus sentidos a varios niveles al mismo tiempo? Vaya al teatro.
  • La Revolución Francesa hubiera sido mucho más difícil…
    Puede que llegue el momento (algunos creen que ya ha llegado) en el que todos debamos asumir la responsabilidad de enfrentarnos a los poderes fácticos. Necesitamos un sitio privado en el que urdir nuestros planes. Ya no quedan muchos de estos sitios. Sea cual sea su ideología política, probablemente tenga una imagen mental en la que las cosas se ponen mal, muy mal. Hágase esta pregunta: si esa imagen se hacer realidad, ¿querría tener Internet en su mente llegado ese momento? No lo creo. No tome hoy una decisión relativa a hardware de la que se arrepentirá gravemente si tuviera la necesidad de reiniciar a la fuerza su software.

Espero que esto haya sido interesante, si no convincente. No duden en rebatirme si no están de acuerdo. Éste es tan buen momento como cualquier otro para debatir el implante. Me sorprendería que Google no lo ofrezca gratis (financiado por publicidad) para finales de la década.

Publicado originalmente en diciembre de 2007

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com