Análisis Tecnología

Aplicaciones Web: entre el diseño y la funcionalidad

Fotografia - PC con dos monitores - ReadWriteWeb en espanolAl hablar sobre el desarrollo de aplicaciones Web para startups, solemos comentar que el diseño es un aspecto importante. Dos aspectos importantes en este sentido son el rechazo inicial de los usuarios cuando se modifica el diseño de las aplicaciones, y lo mucho que pueden cambiar los resultados de una página con unos cambios mínimos.

Todo esto nos lleva a la conclusión de que un buen diseño merece el tiempo y esfuerzo invertidos porque hace mucho por atraer y mantener a los usuarios, pero realmente, ¿quién es capaz de determinar lo que es un “buen diseño”? En una entrada reciente en el blog ignore the code, del técnico de software suizo Lukas Mathis, se plantea una cuestión interesante sobre interfaces de usuario y cómo algunos usuarios prefieren que mantengan su complejidad.

¿Les gustan las interfaces de usuario complicadas? Parece extraño, pero Mathis afirma que controlar una interfaz atestada da a los usuarios sensación de superioridad. Un ejemplo de esto que señala Mathis es el Bloomberg Terminal, una interfaz de negocios con un diseño complejo cuyos usuarios podrían rebelarse si se simplificara, tal como han demostrado ciertos estudios.

“Algunas interfaces de usuario complejas también pueden dar a los usuarios la sensación de tener más control” escribe Mathis. “Otro motivo por el que la gente a veces evita los dispositivos sencillos es que considera que están hechos específicamente para niños o para gente ‘tonta’”.

Así pues, ¿en qué afecta esto a la cultura de las startups en la red? Lo que quiere decir es que no todos los usuarios son iguales. No todo el mundo busca el diseño más limpio y simple; algunos quieren más funciones y más complejidad. Lo que hay que recordar es que hay una diferencia entre tener una interfaz compleja y tener una interfaz complicada.

Incluso la más sencilla de las interfaces, Twitter, ha comenzado a aumentar en complejidad al añadir nuevas funciones de retweet, listas, temas del momento y más.

Estéticamente, un “buen diseño” significa uno que sea llamativo a la vista y sea fácil de navegar visualmente. Con esta idea, es importante que las interfaces complejas estén bien diseñadas, de manera que los usuarios que prefieran la simplicidad no se vean abrumados.

Así pues, un “buen diseño” puede ser simplemente un diseño que sea refinado estéticamente y que además sirva para ayudar tanto a principiantes como a usuarios avanzados a encontrar fácilmente las funciones que buscan sin sentirse ni abrumados ni decepcionados, en un punto medio equilibrado. Nos encantaría saber qué opinan los lectores sobre esta idea, así que invitamos a dejar opiniones en los comentarios.

Original: Chris Cameron

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES

  • La complejidad de una interfaz va de la mano de la importancia de la tarea que permite realizar. A los analsitas financieros que miran la pantalla de Bloomberg el costo-beneficio de esa interfaz les conviene, porque invierten algo de tiempo pero saben que obtienen un conocimiento que no lo tiene cualquiera. Ahora, si la misma interfaz la usamos para mostrar recetas de cocina seguramente fracasaremos.

    De todas formas, si tu aplicación quiere ser masiva nada mejor que la sencillez 🙂

  • Regla del 80/20 Seguramente hay gente a la que le gustan las interfaces complicadas pero la gran mayoría quiere cosas sencillas y si estas en un medio totalmente abierto como el internet lo mejor es diseñar para la mayoría. Un pequeño artículo relacionado con el tema pero especializado en el CMS Joomla http://tinyurl.com/ylbfmf6

  • Pingback: iPhone 5()

  • Pingback: over here()