Análisis e-conomía

Crear branding personal con nuestro propio dominio

Logo mydomainEl concepto de branding personal en Internet ha pasado a formar parte de numerosas conversaciones sobre los social media y las redes sociales. La popularidad de sitios sociales como Twitter, Facebook y YouTube, así como de varios sitios especializados de menor envergadura, sigue subiendo como la espuma, y ofrece a los usuarios la oportunidad de crear una presencia en Internet con más peso. La edad del anonimato en Internet no ha terminado ni mucho menos, y los usuarios deberían intentar aumentar el control sobre su identidad online.

Se ha escrito mucho sobre cómo participar en medios sociales para hacerse un nombre en la red, pero una de las piezas del rompecabezas que más a menudo se pasan por alto es también una de las más simples: tener nuestro nombre de dominio. Un nombre de dominio complementa el resto de nuestra presencia en Internet mediante branding, usar sunombre.com o cualquier variación similar.

Unos detalles sobre branding personal

El branding personal es algo inherentemente egocéntrico, pero no más que hacer contactos en una conferencia o intercambiar tarjetas de visita. La posible influencia del branding personal en Internet ha ido aumentando a medida que los usuarios ven y consumen la información de otro modo. Hace más de una década, los círculos sociales se limitaban a interacciones cara a cara y números en la agenda. Ahora uno puede tener un alcance y un público mucho mayores en Internet. Es buena idea imaginarse el branding personal simplemente como hacer marketing como presidente de la marca “Yo”.

La clave del éxito en el branding personal en Internet es compartir. Esto podría incluir la contribución de información valiosa a una conversación en Internet, crear contenido original, transmitir contenido de calidad de otros o compartir conocimientos procedentes de nuestras experiencias. Sean cuales sean nuestros intereses, las redes sociales nos ofrecen la oportunidad de conectar con otros usuarios comparten los mismos intereses y quieren oír lo que tenemos que decir. Las herramientas que podemos usar son casi infinitas, pero algunos de los sitios sociales de mayor envergadura, como LinkedIn, Twitter, YouTube y Facebook son estupendos puntos de partida si no se tiene un perfil en ellos.

Dónde entra el dominio en el branding personal

Pantalla mydomainTanto si estamos dando nuestros primeros pasos en Internet como si somos usuarios avezados de social media con tantos perfiles sociales que ni los recordamos, un dominio es una parte esencial de nuestro branding en la red. Los dominios ya existían mucho antes de la llegada de las redes sociales, pero muchos usuarios nunca han tenido uno, y ahora resultan más relevantes que nunca. Un dominio resulta muy asequible, menos de 10 $ (unos 6,7 €), y bien vale su precio siempre que le demos uso. Si no tiene ya un dominio tipo minombre.com, haga una búsqueda de dominios para ver si está disponible. Si minombre.com ya está ocupado, las extensiones .net o .me también son estupendas opciones para una página personal. Si todo lo demás falla, se puede usar una inicial de segundo nombre, un apodo u otra variación. Una vez hallado el dominio perfecto, también deberíamos considerar el registrar otras extensiones (.net, .org, .tel, etc.) también y redireccionarlas a nuestro dominio principal.

Una vez que hemos adquirido nuestro dominio, puede que nos preguntemos cuál es la mejor forma de aprovecharlo. La opción que se nos ocurre para muchos usuarios es crear una página Web. Si tenemos algún conocimiento de HTML o un programa de creación de páginas Web, crear un sitio básico es relativamente sencillo. Los sistemas de gestión de contenidos como WordPress y Joomla son cada vez más populares entre los usuarios que desean crear sitios Web personales o blogs sin tener que aprender HTML ni codificación para Internet. Éstas son unas pocas ideas de lo que podemos hacer con una página Web personal:

Exhibir nuestro trabajo en un escaparate personal virtual.

  • Crear un curriculum online que resalte nuestros puntos fuertes y nuestra creatividad.
  • Crear una página Web que muestre nuestras aficiones e intereses.
  • Crear un punto de encuentro para todos nuestros perfiles de red social.
  • Crear un blog sobre una actividad o un tema profesional en el que tengamos experiencia.

Aunque no queramos crear una página Web o blog con nuestro propio dominio, aún hay muchas cosas que podemos hacer con él:

  • Hacer branding con nuestra dirección de correo personalizada (yo@minombre.com). Incluso podemos conectar servicios como Gmail a nuestro dominio usando registros MX, si no queremos usar un alojamiento por separado para el correo.
  • Si ya tenemos un blog creado con un servicio como Blogger, Posterous o WordPress.com, podemos usar el redireccionamiento de URL para llevar a los visitantes a éste al introducir nuestro dominio.
  • Redireccionar el dominio a nuestro Facebook, Twitter u otro perfil de red social.

Independientemente del uso que le demos al dominio, conectar nuestro nombre a nuestra presencia en Internet es importante. Cuando hagamos un contacto en nuestra vida diaria, podemos compartir nuestro nombre de dominio en lugar de hacerle buscarnos en Facebook. Podemos usar nuestro dominio en tarjetas de visita, nuestro curriculum y otros materiales profesionales. Sea cual sea la finalidad, el dominio puede ser una parte esencial de nuestra identidad online que tengamos que depender de numerosos perfiles en la red. Como dice el editor de ReadWriteWeb Marshall Kirkpatrick, “En Marshallk.com mando yo, y así es como me gusta”.

¿Por qué crear una marca personal en Internet?

El branding personal tiene un gran número de aplicaciones, especialmente en el mundo profesional. Si estamos buscando un trabajo, tener una presencia en Internet completa es un factor cada vez más importante que muchas empresas tienen en cuenta. Aunque no lo parezca, las empresas a menudo echan un vistazo más que superficial a lo que aparece en los resultados de búsqueda de Google para sus candidatos. Por eso debemos usar nuestro nombre de dominio para obtener una buena clasificación para el contenido que queramos que nuestros jefes en potencia vean a toda plana.

Del mismo modo, podemos usar nuestro dominio y nuestros perfiles en redes sociales para hacer contactos a nivel profesional o personal con otros que compartan los mismos intereses y objetivos. Si contamos habitualmente con conocimientos y contenido útiles con los que contribuir en la red, podemos labrarnos una reputación como influencias y líderes de opinión en nuestro campo. Si pensamos comenzar nuestro propio negocio o un proyecto nuevo, contar con una presencia establecida y una red de contactos en Internet que confíen en nosotros puede influir mucho en nuestro potencial de éxito. Independientemente de la dirección que adoptemos con nuestro branding personal, un nombre de dominio es un estupendo punto de partida, que puede ser la espina dorsal de nuestra presencia online.

¿Se le ocurre otro uso innovador de nuestro dominio? No dude en compartirlo en los comentarios.

Sobre el autor de este artículo

admin

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo
www.ticbeat.com