Análisis e-conomía

5 consejos sobre contratación para startups

Ilustracion - Apreton de manos - ReadWriteWeb en espanolDesde saber a quién contratar a continuación, hasta los problemas éticos y legales, o cómo entrevistar a los mejores candidatos o evaluarlos una vez contratados… a la hora de buscar empleados, a las startups no les falta el trabajo.

Si podemos permitirnos emplear a un profesional con conocimientos, alguien con aptitudes para las pruebas de evaluación, hagámoslo. Sin embargo, si no podemos, necesitamos aprender tanto como podamos sobre cómo contratar a las personas adecuadas. Ésta es nuestra contribución a esta tarea.

¿Cómo sabe una startup a quién contratar?

En primer lugar debemos mencionar que cada startup tiene necesidades distintas. Sin embargo, en general, una startup que aún esté buscando financiación necesita un equipo orientado hacia las ventas, mientras que una startup con recursos que haya empezado a estabilizarse puede orientar su equipo hacia objetivos más específicos.

Anthony Cerminaro, de AllBusiness afirma que, en general, la fase de contratación clásica comienza con contratar a alguien para crear un prototipo. A continuación se contrata a un gerente para convertir el prototipo en un producto. A continuación se contrata a un director comercial para coordinar las oportunidades de negocio para el producto. A continuación se contrata a un abogado. Finalmente, se contrata a alguien que se centrará en el desarrollo del negocio en general.

¿Qué clase de personas buscamos?

Para encontrar la respuesta a esa pregunta, tenemos que comprender la ética de trabajo de cada generación. Hace unos días, Ypulse entrevistó al presidente de LifeCourse, Neil Howe. Howe, experto en historia, demografía y económica, ofrece este consejo:

“Si quieres líderes visionarios, si tienes que redefinir tu cultura corporativa, dirígete a los trabajadores de la generación de los 60. Si necesitas aplicar incentivos de un modo creativo y fuera de lo habitual, si necesitas esa terapia de choque de recortar gastos y afrontar a la realidad en tu departamento, pon a los trabajadores de la generación X a hacerlo. Sin embargo, si quieres un grupo de personas que se aúnen en un equipo y diseñen un sistema y un protocolo para que todo funcione eficazmente de un modo organizado, si quieres mejorar la moral del grupo, encárgaselo a los veinteañeros”.

Requisitos éticos y legales

Las leyes nos protegen de la discriminación por motivos de edad, raza, género y creencias religiosas y políticas. Estas leyes no son tan fáciles de cumplir como podríamos pensar. Sin embargo, uno de los consejos sobre contratación más comunes que suelen darse a las startups es el de tratar a los candidatos laborales con respeto.

Como afirma el blog Rands in Repose:

“… un equipo basado en la confianza y el respeto es enormemente más productivo y eficiente que uno en el que los gerentes son supervisores distantes y los trabajadores son gente de 9 a 5 a la que a vemos a veces en las reuniones. No estamos esforzándonos por se el amigo de todo el mundo; ése no es el objetivo. El objetivo es establecer una serie de relaciones en las que hay una confianza mutua en la fiabilidad, la sinceridad, la capacidad y las aptitudes de los demás”.

No es fácil averiguar esto en un curriculum y por referencias y reuniones cara a cara. La atmósfera que nos rodea es esencial.

Ingredientes esenciales para una entrevista con éxito

  • TechStartups sugiere que la mayor falta de respeto posible es entrevistar a alguien en público. Una oficina o un hogar tranquilo son una atmósfera esencial para que nuestro posible empleado estrella se relaje.
  • Si vamos a usar un ordenador durante la entrevista de trabajo, es mejor no mirar al candidato desde detrás de éste. Es mejor organizar el espacio donde se realizará la entrevista para poder mirar ambos la pantalla juntos.
  • Mejor nos sorprenderles con una habitación llena de compañeros observándoles. Si van a conocer a otros compañeros, es mejor informarles con tiempo de quiénes son estas personas y cómo pueden saber más sobre ellos antes de la entrevista.
  • Hagamos nuestros deberes sobre cómo realizar la entrevista. Esto quiere decir evitar las preguntas generalizadas, contar historias o repetir presentaciones memorizadas sobre las actividades de nuestra empresa. Vayamos a los detalles y hablemos de cosas específicas cuanto antes. Demostremos al candidato el tipo de armonía profesional que pueden esperar en el lugar de trabajo.

¿Quién es el mejor, y cómo le ponemos a trabajar?

¿Alguna vez te ha dicho alguien que no les gusta el lado empresarial de su trabajo, pero les encanta lo que hacen? ¡No contrates a esa clase de personas! La gente que se muestra entusiasmada por el lado empresarial suele conocer mucho mejor cómo afectan el trabajo en equipo y la resolución de problemas a los ingresos netos. Una cualidad adicional es la de ser un “impulsor”.

El gurú del marketing de productos online Eben Pagan explica que un impulsor no se queda parado en su trabajo cuando su jefe está demasiado ocupado para darle una respuesta crucial. El impulsor sigue persiguiendo al jefe en lugar de usar la falta de respuesta como excusa para holgazanear.

Como explica Pagan en el vídeo que incluimos más abajo (en inglés), si queremos saber si hemos contratado a un impulsor, podemos darle su primera tarea, explicarle con quién trabajar y luego dejar que termine la tarea con la mínima supervisión posible. Al final de cada día, pregúntale si tiene cinco minutos para enviarte un breve correo describiendo cómo le ha ido el día. De nuevo, no le supervises ni le envíes indicaciones en profundidad en tu respuesta. Simplemente retírate y observa cómo responde ante el mundo real.

Pagan explica que el pasar de tener altas expectativas a tener unas neutras revelará si tenemos un verdadero impulsor. A largo plazo, a nadie le sirve tener a un empleado que no es capaz de relacionarse con el entusiasmo por el éxito que estamos invirtiendo en nuestra startup.

¿Tienes más consejos sobre contratación? ¿O quizá tienes alguna historia de terror sobre contratar o ser contratado para una startup? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imagen: Wiki Commons

Original: Deane Rimerman

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES