La confianza en las marcas y el comercio electrónico: el ejemplo de Amazon

Comercio electrónicoSegún un estudio publicado recientemente Amazon.com es la marca que más confianza genera entre los consumidores estadounidenses. Además de la primera, es la única empresa de presencia exclusivamente on-line del top 10. Que una marca como Amazon lidere el ranking de confianza es la constatación de una tendencia iniciada en los albores de Internet y el comercio electrónico. Cada vez se compra más on-line.

Las 10 marcas más confiables en Estados Unidos

Amazon es una de las empresas decanas de Internet y del comercio electrónico. Lleva 15 años entre nosotros, aunque de momento no se ha animado a abrir una división en España, ni parece que vaya a hacerlo pronto. 15 años pueden parecer mucho en un mundo como el de Internet, dominado hoy por empresas que no existían hace 7 años, pero en parámetros empresariales tradicionales no es más que una brevísima andadura. En 15 años ha conseguido, no sólo conseguir un mercado en el que mueve miles de millones de dólares anualmente, sino ganarse la confianza del consumidor viviendo en un ámbito que tradicionalmente le ha generado reticencias: las compras on-line.

Prácticamente un 75% de los estadounidenses -unos 225 millones- ha utilizado Internet. Un 66% de su población total ha adquirido bienes o servicios online alguna vez. 200 millones de personas que ya confían en el comercio electrónico para satisfacer sus necesidades.

Comercio electrónico en España

Aquí, sin embargo, los números son mucho más discretos. Según datos de la última encuesta del INE sobre el Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares, 22 millones de habitantes en España -apenas algo más de la mitad de la población- ha usado alguna vez Internet. El comercio electrónico aún presenta peores datos.

Sólo una quinta parte de los españoles ha comprado on-line alguna vez.

Estas diferencias tan significativas, y el hecho de que la confianza a la hora de realizar transacciones por Internet en España sea de alrededor del 20%, podrían parecer la constatación de un retraso endémico en España en lo que respecta a la penetración de las nuevas tecnologías, pero revisando los estudios del INE de otros años, la curva que refleja el porcentaje de españoles que hacen uso del comercio electrónico es cláramente ascendente y las previsiones son que el porcentaje de personas que acepten con naturalidad hacer uso de Internet para determinadas compras crezca bastante.

Lo que aún no queda del todo claro es si hay empresas españolas preparadas para seguir los pasos de Amazon y convertirse en la referencia de confianza para el consumidor.

Fotografía: Fosforix

Contenidos Relacionados

Top