Análisis e-conomía Social Media

Cloud computing: un ahorro anticrisis para las PYMEs

Fotografia - Cloud computing - ReadWriteWeb en espanolEl cloud computing crea tantas situaciones inesperadas en las PYMEs que algunas de las historias que oímos casi parecen de broma.

Hemos oído una historia sobre un departamento de informática que afirmaba que la empresa no podía permitirse tener más gente conectada a Internet. Sí, Internet es demasiado caro para las pequeñas empresas. ¿Quizá sea el momento de abandonar la conexión telefónica?

El cloud computing es una de esas clásicas situaciones inesperadas en una empresa que con el tiempo pasan a formar parte del funcionamiento habitual de ésta.

Podemos participar de ello ahora y ser líderes o esperar y empezar a utilizarlo junto al resto de las masas. Esto no quiere decir que participar junto a las masas sea algo malo. Cada empresa tiene un ritmo propio.
Sin embargo, tengamos en cuenta esto:

¿Creemos que podemos enfrentarnos a las grandes empresas dentro de nuestro mercado? Pensémoslo bien. Según un estudio de K2 Advisory, las tasas de adopción del cloud computing y los servicios de SaaS de proveedores como Amazon y Google por parte de organizaciones pequeñas superarán a la tasa de adopción de empresas más grandes por un factor de dos.

Esto significa que mientras los peces gordos se rascan la cabeza, las marcas más pequeñas e inteligentes podrían adentrarse en mercados a los que antes no podían llegar. ¿Por qué? Simplemente resulta más fácil escalar e integrar a escala global.

“En cinco años, la provisión informática para negocios medianos y pequeños (de menos de 1000 empleados) será bastante distinta en cuanto a adopción del cloud computing por parte de las empresas”, afirma Kathy Ring de K2. “De hecho, podríamos afirmar que el uso del cloud computing por parte de las pequeñas y medianas empresas mejorará su agilidad y capacidad de recuperarse más rápidamente de la recesión de 2009/10. Sin embargo, muchas empresas occidentales seguirán observando que sus sistemas informáticos son cada vez más escleróticos y están constreñidos por los sistemas ERP de cliente-servidor”.

Los servicios de cloud computing aprovechan la enorme capacidad disponible de los servidores. Es elástico, lo que significa que puede escalarse hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de la demanda del servicio. Una empresa pequeña puede cargar en cuenta los costes, a diferencia de tener que adquirir un activo informático tal como un servidor.

Se trata de un motivo importante para que los servicios online para pequeñas empresas hayan crecido a un paso tan holgado. Por ejemplo, ahora hay disponibles sistemas de gestión de contenidos online que pueden usarse como alternativa a realizar importantes inversiones en informática. Ha supuesto que las startups pequeñas compitan en mercados mucho más grandes contra empresas de gran envergadura. Box.net, por ejemplo, ha recibido 15 millones de dólares (unos 11 millones de euros) en financiación. Su objetivo: Microsoft Sharepoint.

Por supuesto, las empresas de tecnología permiten tipos de escalado distintos a los de otros servicios. Sin embargo, hay muchos ejemplos de cómo está haciéndose fuerte este movimiento. Realmente, cualquier empresa puede aprovechar la infraestructura de almacenamiento y aplicaciones del cloud computing.

Así pues, ¿por dónde empezar? Primero podemos probar varios servicios para tener una idea de lo que nos permiten hacer:

Google Docs: Podemos probar a compararlo con Microsoft Office.

Skype: Podemos explorar modos de usar los servicios basados en Internet para sustituir los servicios de voz y vídeo.

SugarSync: Nos permite acceder a nuestro ordenador desde cualquier lugar en cualquier momento. Servicios como SugarSync nos ofrecen la posibilidad de acceder a nuestros archivos y nuestro escritorio desde cualquier lugar donde nos encontremos.

Las pequeñas empresas pueden sentirse abrumadas por el cloud computing. Sin embargo, vale la pena el esfuerzo de experimentar. Existe una pequeña ventana que ahora está abierta. Las empresas que sepan aprovecharla pueden encontrarse mejor posicionadas para competir a sus homónimas de mayor envergadura.

Original: Alex Williams

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES