Análisis Novedades Social Media

Cine en Youtube: una oportunidad para el contenido audiovisual de pago

cine-en-casaYoutube es el portal de streaming de video más famoso del mundo, e hizo perder a Google una cifra que se estima entre 174 y 470 millones de dólares durante 2009. La compañía de Mountain View busca incesantemente nuevas maneras de ingresar dinero a través de este servicio. Han vuelto a insertar publicidad dentro de sus videos y ahora lanzan una interesante oferta al mundo del cine: distribuir, a cambio de compartir los beneficios, producciones audiovisuales de pago.

Al cine independiente le interesa Internet

La propuesta es particularmente interesante porque Youtube es la tercera página web más visitada del mundo. El público potencial es, por tanto, enorme. Los creadores decidirían el precio de sus películas -cualquiera entre los 99 céntimos y los 20 dólares-, la duración del préstamo, dónde y cúando estarán disponibles, y manteniendo plenos derechos sobre su obra. Youtube no ha precisado qué porcentaje de estos ingresos irían al autor, aunque sí ha afirmado que “la mayoría”.

A modo de experimento han ofrecido cinco películas presentadas al festival de Sundance, a 3.99 dólares cada una, durante 10 días. En total han ingresado 10.790,16 dólares, que para Google no es dinero, pero para un productor independiente puede ser un resultado decente. Aun así la propuesta no es sólo para cineastas indie. Youtube negocia con todas las grandes cadenas de televisión para ofrecer, dentro de este servicio, sus contenidos.

El sector del cine indie ha acogido con entusiasmo la propuesta de Youtube: con ella sólo pueden ganar dinero. Las inversiones necesarias para hacer cine, aunque disminuyen exponencialmente con el paso de los años por el abaratamiento de los nuevos equipos, siguen siendo muy importantes. Además, se hacen muchas películas a pesar de las pequeñas probabilidades de éxito que tiene una producción. En 2008 se enviaron más de 9.000 películas a Sundance, de las cuales sólo 218 se proyectaron. De éstas, sólo 3 llegaron a ser estrenadas en cines. Youtube les abre ahora un nuevo canal de distribución desde el que intentar -como mínimo- recuperar lo invertido.

Los antecedentes de cine on-line, poco halagüeños

La propuesta de Youtube no es realmente innovadora. Hace años que existen servicios de alquiler online de películas, y nunca han gozado de mucho éxito. Ni siquiera Apple, con su AppleTV, un buen producto perfectamente sincronizado con el casi omnipresente Itunes y su Itunes Store ha sido capaz de establecer un negocio de éxito moderado ofreciendo series y películas en alquiler a través de la red. La mayoría de los demás intentos han tenido muy poco o ningún éxito.

En España, de mano de la SGAE y la industria, ha habido tímidas propuestas como Accine y YoDecido, de escasa difusión, poco catálogo y nulo éxito. El público sigue prefiriendo ver los estrenos en el cine675 millones de recaudación en 2009, un 9% más que en 2008– y descargar las películas a través de P2P o las webs de descarga directa. ¿Puede Youtube sobreponerse a una tendencia de tanto arraigo? Probablemente no, al menos de manera mayoritaria. Pero abre un nuevo mercado -especialmente el del cine indie- y una nueva manera de obtener ingresos, qué, a fin de cuentas, es lo que pretende.

Alternativas al modelo audiovisual tradicional

Para los músicos es mucho más fácil desprenderse del modelo de negocio de la venta de CDs. Para una inmensa mayoría los conciertos son la base de sus ingresos, y de hecho hay estudios solventes que sostienen que las descargas en redes P2P aportan más beneficio a un artista a través de sus conciertos que lo que deja de ganar en la venta de discos. En el cine la cosa es más complicada: no hay conciertos en la ecuación.

Algunos artistas, conscientes del panorama, han buscado nuevos canales de financiación y distribución de sus proyectos. Uno de los ejemplos paradigmáticos es el proyecto de Riot CinemaEl Cosmonauta. Un largometraje actualmente en producción y que se financia mediante el crowdfunding, es decir, mediante aportaciones voluntarias de los fans. La película, una vez terminada, se publicará en Internet bajo una licencia Creative Commons.

Youtube ha sido, también, el soporte elegido por cineastas independientes para lanzar sus proyectos de manera gratuita, intentar cosechar éxito y después poder ofrecérselo a las televisiones. Qué vida más triste, el proyecto de Natxo del Agua y Rubén Ontiveros, lleva ya tres de sus seis temporadas siendo producido por, y emitido en, LaSexta.

Foto: Tiago Rïbeiro

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.