Análisis Social Media

Cambios en los anuncios de Twitter: ¿A quién afectan?

twitter_bird_apr_09

Tras el nuevo cambio en el acuerdo entre Twitter y sus desarrolladores, podía parecer que la popular empresa de microblogging estaba prohibiendo la inserción de anuncios en los streams de los usuarios. Debido a la inespecificidad del lenguaje usado, hubo gran confusión sobre qué tipo de servicios de terceros quedarían afectados. En un primer vistazo, podía parecer que Twitter prohibía a redes de anuncios como Magpie, Ad.ly y 140 Proof, además de otros, automatizar la inserción de anuncios en el timeline de los usuarios. Pero parece, al final, que no es el caso (de momento, al menos).

Redes de anuncios a sus usuarios: Todo va bien, ¡en serio!

Desde que se anunció la noticia, los propietarios de firmas de publicidad en Twitter han escrito y twiteado notas de prensa anunciando que sus negocios siguen en plena forma. Ad.ly, por ejemplo, reporto un “todo en orden” apenas horas después de conocerse el cambio. El CEO de MyLikes, Bindu Reddy, también confirmó lo mismo. Ted Murphy, de IZEA’s Sponsored Tweets, escribió en su blog, no sólo que su servicio continuaba funcionando, sino que ni siquiera tendrían que cambiar a un sistema no automatizado de twittear anuncios, como se suponía en un principio.

Ahora Magpie suma su voz al creciente coro, anunciando que no está afectada en absoluto por los cambios. Según una nota de prensa de ayer, la red de anuncios de Twitter no está en peligro, pero sí lo están los programas de terceros para usar Twitter.

Según Magpie, la fuente de esta información es el propio director de plataforma de Twitter, Ryan Sarver, que escribió a una lista de correo de Twitter para clarificar la noticia:

Quiero asegurar que esto queda claro: Este cambio de política no significa, en ningún caso, que vayamos a vigilar el contenido de los tweets de los usuarios para descubrir si es un anuncio o no. El cambio de política afecta a servicios de terceros que estaban poniendo anuncios en mitad de las timelines. Así que, si Liz es pagada por Reebok para twitear sobre cuanto le gustan sus nuevas zapatillas, no vamos a vigilar eso más de lo que lo hacíamos la semana pasada. Esta política nueva tampoco prohibe servicios como Ad.ly que ayuda a facilitar este tipo de relaciones o incluso a postear estos anuncios en su timeline.

¿Quién está en riesgo?

Como ya dijimos, los matices de lenguaje usados en el nuevo TOS ha hecho preocuparse a algunos inversores y desarrolladores. Con este pequeño cambio, la red de microblogging ha potencialmente amenazado los modelos de negocio de un importante número de servicios que se han desarrollado sobre la plataforma de Twitter.

La red de anuncios de Twitter puede seguir a salvo, pero otras aplicaciones pueden estar en peligro. Por ejemplo, TechCrunch publicó que la red de anuncios para Twitter Featured Users había sido la primera víctima del cambio, habiendo salido a subasta inmediatamente después de conocerse la noticia. Pero su cofundador Dusty Reagan negó la mayor, respondiendo a través de comentarios que Featured Users no estaba afectada por los cambios en el TOS. Entonces, ¿a quién le afecta? Esa es la auténtica pregunta. De todo lo que hemos escuchado, ningún negocio construido sobre Twitter ha cerrado sus puertas de momento.

Las Preguntas Frecuentes sobre los Tweets promocionados detallan qué aplicaciones quedan afectadas

Mientras, el desarrollador de Twitter Taylor Singletary, apunto a los desarrolladores preocupados de la lista de correo un nuevo servicio en Twitter.com para anunciantes. Esta página explica el servicio ya cercano de Tweets promocionados, que incluirá publicidad “orientada” en lo más alto de las páginas de búsqueda de Twitter.

Los partners de salida incluyen a BestBuy, Bravo, RedBull, Sony Pictures, Starbucks y Virgin America. Todos ellos empezarán pronto a utilizar un panel de control para promocionar tweets de usuarios normales (o de sus propias cuentas) y situarlos en lo más alto de las búsquedas en una página de resultados, donde estarán cláramente etiquetados como anuncios, al estilo de los enlaces patrocinados de Google.

El secreto del nuevo TOS y su significado puede encontrarse en las Preguntas Frecuentes. Como respuesta a la pregunta “¿Qué tipo de publicidad no está permitida?”, la respuesta es:

  • Publicidad que recuerde o pueda ser confundida por los usuarios por un tweet
  • Tweets pagados insertados en cualquier timeline en un servicio que aprovecha la API de Twitter (excepto los Tweets Promocionados). Esto aplica a cualquier stream de Twitter, ya sea para usuarios, busquedas, etc.

El primer punto avisa a aquellos twiteando anuncios que esos anuncios deben ser identificados como tales, lo cual no es un requerimiento nuevo. Sin embargo, es el segundo punto el que indica más cláramente qué servicios estarán afectados. Cualquier servicio que use la API de Twitter publicar anuncios deberá usar los Tweets Patrocinados. (ACTUALIZACIÓN: Twitter ha clarificado esto. “si un servicio va a publicar anuncios pagados en una timeline, entonces tiene que usar Tweets Promocionados. Otro tipo de tweets pagados no están permitidos). Twitter dividirá los beneficios por anuncios con el desarrollador del servicio al 50%. Los desarrolladores también pueden publicar anuncios alrededor de la aplicación o web que publique los tweets. Estos ingresos no tendrían que ser compartidos con twitter, con una excepción, en casos en los que el contenido de Twitter es la base principal de la venta de publicidad, que entonces sí que habrá que compensarles.

El TOS vuelve a aclarar que usuarios que sean pagados por twittear no se verán afectados por la medida, pero concluye con una advertencia directa a las empresas de redes de anuncios que dicen que todo va bien: “como con cualquier otra práctica, estamos vigilando su actividad y prohibiremos cualquier práctica que consideremos que es perjudicial para nuestro ecosistema”. En otras palabras, esto puede cambiar de nuevo.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.