Cómo borrar aplicaciones de Facebook (y por qué es necesario)

Logo f8 Facebook - ReadWriteWeb en espanolEn la conferencia f8 de Facebook, el fundador y CEO Mark Zuckerberg anunció que la empresa eliminaría las restricciones de retención de datos de usuario dentro de las aplicaciones de esta red. Anteriormente, la empresa tenía una política según la cual los desarrolladores no podían “almacenar y guardar en caché cualesquiera datos durante más de 24 horas”, afirmaba Zuckerberg al dirigirse a un público de desarrolladores de Facebook reunidos en el San Francisco Design Center el miércoles. “Vamos a seguir adelante y… eliminar esta política”, afirmó. El público le aplaudió.

Sin embargo, ¿deberían celebrar también los usuarios de Facebook esta noticia?

El cambio es para desarrolladores, ¿“no hay efecto” para el usuario final?

Para desarrolladores, la retirada de esta limitación técnica es una estupenda noticia. Las aplicaciones antes tenían que conectar constantemente a los servidores de Facebook para actualizar sus datos. Las velocidades de carga de datos se veían también afectadas, ya que las aplicaciones tenían que realizar este proceso de consulta al servidor al lanzarse. Ahora, los datos que necesitan las aplicaciones ya están ahí. Esto es un cambio que bien podría producir ganancias notables en cuanto al rendimiento para los usuarios finales de éstas.

Sí, las aplicaciones de Facebook tienen tus datos

Sin embargo, la nueva política llama la atención sobre algo que el usuario medio de Facebook quizá nunca haya sabido: las aplicaciones de Facebook acceden a nuestros datos personales.

Ya se ha hablado antes sobre este problema después de que la ACLU lanzase una campaña de concienciación alrededor de los problemas de privacidad de las aplicaciones de Facebook. Utilizando una aplicación de test como muestra, la ACLU sorprendió a muchos usuarios de Facebook al mostrarles que las aplicaciones (como, por ejemplo, los tests) podían acceder a casi todos los elementos del perfil de un usuario, incluyendo su ciudad, los grupos a los que pertenece, los eventos a los que ha asistido, sus libros favoritos, y más. Lo que es peor es que nuestra información de perfil está disponible para los desarrolladores cuando nuestros amigos hacen el mismo test que nosotros.

Por qué el cambio de política es más arriesgado de lo que parece

Por sí sola, la nueva política de retención de datos no modifica el modo en que los desarrolladores pueden usar los datos que almacenan. De hecho, para algunos desarrolladores, esto no va a cambiar nada demasiado: muchos antes ignoraban sencillamente las reglas de Facebook para retención de datos. Incluso con el cambio, las cosas siguen igual para esos desarrolladores y sus aplicaciones.

Una vez dicho esto, el almacenamiento indefinido que se permite ahora resulta preocupante por varios motivos. Como señala el técnico de seguridad Joey Tyson en su blog, en el que ha descrito numerosos “hacks” y agujeros de seguridad en Facebook, Google y más sitios, el cambio hace que las aplicaciones de Facebook sean “objetivos mucho más valiosos para los atacantes”.

La base de datos de una aplicación popular podría contener literalmente datos personales de millones de usuarios (Facebook cuenta ahora mismo con 400 millones de usuarios, y su aplicación más popular, Farmville, por ejemplo, cuenta con más de 81 millones). Si una base de datos de esta envergadura se convirtiese en objetivo de un ataque, los beneficios para los hackers podrían ser increíbles.

Además, como explica Tyson, las oportunidades para atacar a usuarios por su comportamiento y de hacer un seguimiento de visitantes se incrementan, ya que los desarrolladores ahora cuentan con archivos completos de datos de perfil.

También vale la pena señalar, como comenta el blog de tecnología VentureBeat, que es imposible para Facebook saber cuántos desarrolladores de aplicaciones están utilizando los datos que recogen. Si un desarrollador decide utilizar esos datos de forma engañosa, maliciosa o infringiendo los términos del acuerdo de la empresa, puede que Facebook no esté al tanto. Con más de 500.000 aplicaciones compatibles, Facebook no cuenta con los recursos necesarios para controlar las aplicaciones que aloja.

Cómo eliminar aplicaciones de Facebook

Para el usuario final, estos cambios pueden sonar abrumadores e incluso terribles. Sin embargo, hay algo muy sencillo que cualquiera puede hacer para reducir al mínimo el riesgo, y esto es borrar las aplicaciones de Facebook que ya no use.

El proceso para hacerlo es increíblemente sencillo.

Tras iniciar sesión en Facebook, debemos hacer lo siguiente:

  1. Hacer clic en “Cuenta”, en la esquina superior derecha de la pantalla.
  2. Hacer clic en “Configuración de las aplicaciones”
  3. En el menú desplegable de la casilla “Mostrar”, escoger “Autorizadas”. Esto nos mostrará todas las aplicaciones a las que hayamos dado permiso.
  4. En la lista que aparece, hacer clic en el botón “X” situado a la derecha de cada aplicación que queramos eliminar.
  5. En la ventana emergente que aparece, hacer clic en “Eliminar” y después en “Aceptar” en la siguiente ventana que confirma que se ha borrado la aplicación.

Debemos repetir este proceso para eliminar todas las aplicaciones que ya no usemos regularmente.

Haciendo esto no eliminaremos por completo el riesgo, ya que no hay modo de hacerlo, pero es un buen primer paso para reducirlo. Sin embargo, mientras tengamos una cuenta de Facebook, nuestros datos no serán privados. Si realmente nos preocupa la privacidad, puede que sea el momento de buscar ese botón de borrar cuenta. (Pista: está debajo de “Configuración de la cuenta”.)

Síguenos en Facebook

Original: Sarah Perez

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top