Análisis e-conomía

Cómo crear blogs corporativos para empresas

Foto - Mano con portatilCada vez son más las empresas interesadas en cómo abordar el tema de los blogs corporativos. Al parecer, Gartner tenía razón al sugerir que los blogs corporativos están aumentando su popularidad entre las empresas, y están a unos 2 años de adoptarse de forma masiva.

El camino a la “iluminación”, como lo denominan, ha sido largo. En los últimos diez años hemos aprendido que un blog de empresa no deberían consistir en notas de prensa, presentaciones comerciales o plagios de citas de gurús de las ventas como Dale Carnegie. La iluminación se alcanza cuando aprendemos a respetar a nuestros lectores. Si queremos que alguien marque como favoritos o retwitee nuestras entradas, debemos ofrecer un recurso útil. A continuación tenemos varias perspectivas que podemos adoptar para aumentar la participación y los comentarios en nuestro blog.

  1. El blog de operaciones: muchos blogs de empresa se centran en el funcionamiento interno de la startup y en cómo los equipos han logrado aumentar la eficiencia. Por ejemplo, los equipos de marketing han analizado sus actividades, los gerentes de operaciones han hablado sobre su transición a los servicios en la nube, y los equipos de RR.HH. escriben sobre sus planes para el bienestar de los empleados. A veces, ofrecer nuestra historia junto con enlaces a proveedores útiles resulta un gran recurso para otros.
  2. El blog de veteranos / inspiración: Este tipo de entradas es más apropiado para el emprendedor que vuelve a la actividad, el fundador de una agencia, o un inversor ya establecido. A menudo ofrece historias sobre cómo se ha llegado a una posición de poder, además de algunas de las lecciones aprendidas por el camino. Si intentamos escribir este tipo de blog, deberíamos estar ya en posición de servir de mentor a otros. Queremos que los lectores enlacen a nuestro artículo con la esperanza de volver a leerlo para extraer inspiración.
  3. El blog de predicciones: En los últimos días, tanto el iPad como Google Buzz han sido historias enormes en la prensa. Nuestro pequeño blog corporativo probablemente no vaya a destacar por encima de las historias de importantes blogs de tecnología y medios de noticias, pero podemos ofrecer algunas predicciones relevantes sobre nuestro sector industrial en particular. Por ejemplo, si somos una startup online de cara al consumidor centrada en el sector inmobiliario, podríamos destacar los posibles usos prácticos de Buzz y sus funciones de localización geográfica.
  4. El blog de investigación: Si nuestra empresa trabaja con grandes cantidades de datos anónimos, o nuestra startup se especializa en el análisis o la monitorización, el blog de investigación resulta un buen modo de agregar nuestros hallazgos y señalar tendencias. El mejor modo de escribir esta clase de entradas es resumiendo los hallazgos principales y haciendo sugerencias que otros puedan adaptar. Si no estamos seguros de nuestras recomendaciones, podemos solicitar datos a veteranos de la industria. Este método es el que usan a menudo analistas y startups de seguimiento de datos a tiempo real.
  5. El blog de comunidad / promoción: este tipo de blog sólo funciona realmente si tenemos un gran número de participantes interesados que necesitan nuestro apoyo y orientación. Planet Mozilla es un gran ejemplo de recurso que se centra en eventos internacionales; sin embargo, estos eventos internos ayudan a miles de desarrolladores de código abierto a contribuir a proyectos de Mozilla. Si tenemos muchos desarrolladores, diseñadores o colaboradores externos, ésta puede ser una buena opción para nosotros.
  6. El blog puntero: este tipo de blog es quizá el más difícil de crear, por que no sólo tenemos que tener confianza en nuestra capacidad de detectar tendencias emergentes, sino que también tenemos que estar seguros de que las tendencias son relevantes para nuestra comunidad. El sitio de fabricación de productos bajo demanda Ponoko es muy hábil a la hora de exhibir sus diseños a la vez que inspira a los miembros de su comunidad a crear sus propias piezas.

Original: Dana Oshiro

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES