El arte del Twitter Pitch

Fotografia - Pitch de beisbol - ReadWriteWeb-esEn las últimas semanas hemos señalado algunos consejos y trucos para pulir nuestro Elevator Pitch o Email Pitch. Si una presentación está pensada como una descripción breve de nuestro producto o servicio, podría resultar que la limitación de 140 caracteres de Twitter resulte un gran medio para ello.

A Stowe Boyd se le atribuye a menudo la idea de hacer presentaciones mediante Twitter. Éste propuso el “Twitpitch” para ayudarle a programar reuniones con startups en la expo Web 2.0 en 2008.
Twitter ha crecido en uso y aceptación desde que Boyd tuviera la idea del Twitpitch, y este servicio de microblogging puede resultar un sitio valioso para que los emprendedores presenten sus ideas. Sin embargo, con el aumento en el nivel de charla intrascendente en él, tenemos que asegurarnos de que nuestra presentación destaque. Así pues, si decidimos usar Twitter para presentar nuestras ideas, aquí tenemos varios puntos que tener en cuenta:

  1. Presentación pública. Si dirigimos nuestro mensaje con la función de responder con @, sólo los seguidores mutuos verán nuestras conversaciones, y otros que podrían estar interesados en nuestra idea podrían perdérselas. Si utilizamos la función de mensaje directo, nuestro tweet termina siendo como un correo, sin todo el cuidado y la presentación de un email pitch. Por supuesto, con un tweet público corremos el riesgo de quedar enterrados bajo la avalancha. Además, uno de los inconvenientes de hacer presentaciones por Twitter es que a diferencia del elevator pitch o el email pitch, no podemos adaptar nuestra presentación para ajustarse a nuestro público. Si queremos que ésta tenga un poco más de precisión, podemos considerar incluir una etiqueta para enlazarlo con otras conversaciones sobre el tema. (Esto resulta especialmente útil cuando planeamos acudir en persona a un evento, como la expo Web 2.0.)
  2. Rellenar nuestro perfil de Twitter. Debemos asegurarnos de que nuestro perfil contenga información atractiva y relevante sobre nosotros y nuestra empresa. Debemos asegurarnos de incluir nuestra URL.
  3. Incluir una URL en el tweet. Si nuestro tweet es una presentación comercial, dirijamos tráfico a una página Web o entrada de blog con más información sobre nosotros, nuestra empresa y nuestro servicio. Consideremos la posibilidad de enlazar a una página con un pitch más elaborado, no simplemente a nuestra página de inicio. Tanto si usamos un acortador de URLs (como bit.ly) como si no, es bueno identificar el tipo de enlace: un enlace a una entrada de blog o a un vídeo, por ejemplo, para que los usuarios sepan qué esperar cuando hagan clic.
  4. No usar Twitter sólo para presentaciones. Debemos tener un motivo atractivo para que nos sigan en Twitter y presten atención a nuestros tweets. Si sólo twiteamos enlaces y blurbs de autopromoción, lo más probable es que no mantengamos a nuestros followers.
  5. No hacer spam. Aunque Twitter puede ser un modo estupendo de difundir el mensaje sobre nuestra empresa, no debemos machacar repetidamente a nuestros followers con la misma información de RR.PP.
  6. Seguimiento. Twitter ofrece un modo de seguir conversaciones y participar en ellas a tiempo real. Debemos asegurarnos de que no estamos usando Twitter simplemente para transmitir mensajes, sino que estamos interactuando activamente también con nuestros seguidores.

Hay muchos tipos de anuncios que podemos presentar mediante Twitter: noticias, eventos, lanzamiento de productos y ofertas de empleo, por ejemplo. Sin embargo, recordemos que, como sucede con el elevator pitch, es importante vendernos a nosotros mismos, no sólo a nuestros productos.

Original: Audrey Watters

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top