Análisis Innovación

Aplicaciones de sensores y RFID en Internet móvil 2

Sensor movil medio ambiente - ReadWriteWeb-esEn la primera parte de esta serie sobre aplicaciones móviles del futuro, examinábamos aplicaciones para cadenas de alimentación y suministros, comercio y redes sociales. En la segunda parte, vamos a examinar ideas y primeros prototipos para aplicaciones móviles que literalmente interactúan con el mundo que nos rodea: edificios, objetos y medio ambiente.

Las ideas de esta entrada proceden de una sesión que convoque en la reciente Cumbre de Internet Móvil de ReadWriteWeb. ¡Gracias a los participantes!

Como señalábamos en la primera parte, los sensores y las etiquetas RFID son pequeños chips informáticos que conectan objetos del mundo real a Internet. Cada vez se está accediendo a más datos de estos chips, que se están procesando utilizando teléfonos móviles, lo que supone un mundo nuevo de oportunidades para startups y desarrolladores.

Edificios y objetos

Los datos de RFID podrían hacer el trazado de planos de edificios automático y mucho más preciso. Podría identificar la ubicación de los conductos del gas, la temperatura en diferentes ubicaciones, cómo optimizar el flujo de aire en un centro de datos, y más. Del mismo modo, en nuestro hogar podríamos tener sensores en uso por todas partes. Por ejemplo, en nuestras ventanas para notificarnos en caso de que haya cualquier daño.

El propio suelo se puede vigilar usando sensores. HP Labs tiene una solución de sensores sísmicos que actualmente está poniendo en práctica Shell. Se integra con los sistemas de exploración de petróleo y gas de Shell para sentir, recoger y almacenar datos geofísicos.

RFID en biblioteca - ReadWriteWeb-esUna aplicación útil para los consumidores para los datos de sensores podría ser a la hora de aparcar, indicarnos dónde hay sitios a tiempo real.

El control de la presión de los neumáticos y el control de los gases de escape se podrían relacionar con la huella de carbono. Pero, ¿quién estará dispuesto a pagarlo? Podrían hacer falta mandatos gubernamentales antes de que suceda esto.

Muchas bibliotecas ya están usando el RFID para permitirnos (por ejemplo) sacar material nosotros mismos de ellas.

La seguridad en los edificios es otra importante área de oportunidades. Los aeropuertos son un ejemplo evidente, y la llegada de los pasaportes biométricos (a veces llamados ePasaportes) es donde probablemente veamos usar mucho el RFID.

Hablando de aeropuertos, las etiquetas RFID para equipajes son una aplicación que está pidiendo a gritos desarrollarse.

Cobrar peaje a los coches mediante FasTrack es otro uso práctico más aún del RFID en el mundo físico.

Medio ambiente, ecología y energía

Del mismo modo que hay cantidad de aplicaciones en edificios y objetos esperando a que alguien las cree sobre datos de sensores y RFID, hay muchas oportunidades de uso en productos y servicios medioambientales.

Logo Green Watch - ReadWriteWeb-esGreen Watch es un proyecto que conocimos recientemente. Se trata, literalmente, de un reloj que mide los niveles de ozono y la contaminación auditiva. El reloj se conecta de forma inalámbrica con el teléfono móvil del usuario y envía actualizaciones a Citypulse, una plataforma abierta para recibir y almacenar datos medioambientales. Por ahora es un prototipo, pero (ejem) no lo perdamos de vista para el futuro.

Otro proyecto de prototipo es el Common Sense Research Project, de Berkeley, que mide la calidad del aire. El proyecto está “desarrollando tecnologías de sensores móviles capaces de ayudar a las comunidades a recoger y analizar datos medioambientales”. En la Cumbre del Internet Móvil, esta idea nos llevó a una conversación sobre aplicaciones comerciales de esta tecnología. ¿Quién tiene la culpa de la mala calidad del aire; por ejemplo, pueden las empresas contaminantes ser responsables de la contaminación del aire?

Un participante de la cumbre quería un cubo de basura inteligente que reordenase un objeto cuando lo tiremos. Esto nos llevó a hablar sobre pagar por el peso de la basura. El RFID también podría usarse para asociar un cubo de basura con su propietario.

Podrían usarse sensores para detectar la “calidad ecológica” de un productor de alimentos, por ejemplo, los alérgenos.

Los contadores inteligentes de compañías eléctricas son algo que ya existe. También el agua, por ejemplo, el sistema de gestión del agua de IBM para la ciudad de Dublín. Éste realiza la medición de cosas como “el movimiento de contaminantes en el agua fresca, entornos marinos y oceánicos”.

Como podemos observar, algunas de estas ideas ya se encuentran en producción (HP Labs, IBM). Otros se encuentran en prototipo, y otros más no son más que ideas. Ahora nos pueden dejar en los comentarios sus propias ideas para aplicaciones móviles que usen datos de sensores y RFID.

Imágenes: Datascan; Common Sense Project

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES