Análisis e-conomía

10 principios para no acabar con nuestra startup

Ilustracion - Soga de ahorcadoDondequiera que uno mire hoy en día hay gente intentando crear empresas y organizaciones sin ánimo de lucro innovadoras, trabajando para aunar equipo, producto y financiación, e intentando cambiar el mundo en general… o por lo menos el suyo propio, mediante los proyectos empresariales.

Entre tanto, tengo la sospecha de que la tasa de mortalidad de las startups tecnológicas es más alta que nunca (no se trata de ningún seguimiento científico, sólo sentido común y observación; por favor, si alguien tiene datos, que los comparta). En cualquier caso, una sola startup que fracase ya es demasiado.

Nuestro autor invitado Greg Botuin ayuda a startups y negocios en fase inicial a evitar una muerte segura mediante servicios de estrategia y marketing. Escribe un blog sobre las actividades de los emprendedores y sobre tecnologías semánticas. Quiere dar las gracias a Arnold Wytenburg, William Mougayar de Eqentia, Fabien Tiburce de Complimantia, y Ceara Scullion por su valiosísima contribución a este artículo.

Así pues, ¿no sería estupendo poder alinear un conjunto de principios como orientación sobre como no matar a una startup? Pensemos en una especie de juramento hipocrático para emprendedores, sólo que no es estrictamente un juramento, y tiene más la intención de “hacer bien” que de “no hacer mal” (o, para eso, de “no ser malvado”).  Después de todo, a diferencia de los seres humanos, cuando no hacemos nada a una startup, esto es un camino seguro a la muerte, por lo que debemos ser más proactivos.

Y sí, lo sé, los principios empresariales generales a veces pueden ser algo ridículos (para quien aún no lo haya hecho, recomiendo leer “Espejismos”, de Philip Rosenzweig), pero, como se indica en el reciente libro “The Checklist Manifesto”, de Atul Gawande, las situaciones a veces pueden mejorarse introduciendo unas pautas sencillas y demostradas por la práctica. Personalmente, puedo relacionar todos los fracasos de startups que conozco con el no respetar los principios siguientes.

Así pues, aquí tenemos una copia en sucio, o debería decir una alfa, de una lista basada en comentarios de otros emprendedores y mi propia experiencia como consultor para startups y emprendedor. Si los lectores tienen sus propias sugerencias de cambios y cosas que añadir/eliminar, les invito a compartirlas en la sección de comentarios.

Sin más dilación:

Cómo no matar a nuestra startup (v 0.1)

  1. Esto es evidente: vigilar nuestro flujo de efectivo. Tanto si pensamos financiar nuestra startup mediante inversores o mediante ingresos, hacer planes con antelación. Todo lo demás parte de este sencillo principio.
  2. Detectar un problema real y concentrar nuestros esfuerzos en solucionarlo. No dispersar nuestro tiempo siguiendo muchos problemas simultáneos no relacionados.
  3. Identificar a nuestro(s) objetivo(s) de mercado y recoger comentarios sobre el mercado en una primera fase. Intentar comprender nuestros clientes existentes y potenciales mediante observaciones de primera mano (¿cómo se enfrentan actualmente al problema que nosotros intentamos resolver?) y comentarios constantes.
  4. Diseñar y desarrollar una solución mínima viable cuanto antes. Una solución mínima viable es cualquier cosa que nos permita obtener un compromiso en firme de un posible cliente o inversor.
  5. Rodearnos de gente dedicada y eficaz. Crear un pequeño equipo y una línea de comunicación con profesionales bien situados y cultivar un círculo de gente que nos apoye con sus conocimientos y/o recursos financieros. Incentivar a todo el mundo de forma inteligente (más que otra cosa, el respeto nos puede abrir muchas puertas) y recompensarles de forma justa.
  6. Leer “Crossing the Chasm”, de Geoffrey A. Moore. Apreciar la diferencia entre “early adopters” y posibles clientes entre el público general. Saber a cuáles nos dirigimos y no confundir tecnologías y productos con soluciones completas. Ofrecer sólo soluciones completas a los posibles clientes del público general.
  7. Considerar otras fuentes de potencia competitiva aparte de la mera sofisticación tecnológica, como mejor experiencia de cliente o servicio, asociaciones de distribución exclusivas, u otras ventajas competitivas basadas en el mercado.
  8. Tener un plan para destacar entre el ruido del mercado. Saber cómo se enterarán los posibles clientes de nuestra solución. Entender que es necesario crear un producto estupendo, pero que esto no suele bastar para crear un gran negocio, es necesario venderlo de un modo u otro.
  9. Dedicar tiempo a seleccionar y probar un modelo de negocio, y estar abierto a cambios basándonos en las cosas nuevas que aprendamos. Escoger uno que estemos dispuesto a vender a los inversores si decidimos seguir ese modelo (incluso si se basa sólo en el tráfico, tomo Twitter, debemos tener un modelo de monetización que podamos justificar).
  10. Ser creativos e ingeniosos a la hora de cumplir nuestros objetivos. Buscar soluciones eficientes en base a costos y no rendirnos ante la adversidad, sino intentar aprender y adaptar nuestro concepto para superar los obstáculos.

En último lugar, debemos recordar que a veces es necesario eliminar a una startup por su propio bien (o al menos por el nuestro). No debemos temer al fracaso, porque ésa es la forma más rápida de fracasar como emprendedor. Sólo debemos aclarar con agua y repetir.

Ilustración: B S K

Original: Greg Botuin

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES

  • marioq

    Gracias por ta interesante articulo, en mi experiencia como consultor de pymes y entre ellas algunos startups me he dado cuenta de lo mismo que me percato en este post que es la idea que que debemos pasarnos meses creando un producto o solucion y luego sentarnos a esperar que nos encuentren. Amigos de RWW ustedes estaran de acuerdo conmigo que aun en nuestro mundo online la necesidad del vendedor de calle, aquel que lleva nuestro producto a sus potenciales compradores sigue siendo una necesidad. El plan de ventas es la piedra angular de cualquier negocio, entonces las preguntas que nos debemos hacer los dueños de startups y pymes es como estoy vendiendo mi producto? en lugar de, como me estan encotrando?. Las ventas cara a cara y el trato humano siguen existiendo de una manera poderosisima en nuestro mundo online.

  • Ignoto

    Estoy de acuerdo, creo que existe el mito del emprendedor que tiene una buena idea y ya por eso su proyecto tiene éxito por sí solo, y creo que es erróneo. Casi siempre que hay un proyecto con éxito sale alguien que ya lo hacía mejor y antes, pero que no ha tenido éxito porque le ha faltado pericia comercial.

  • Pingback: Pros y contras de comercializar un solo producto | ReadWriteWeb España()

  • Pingback: Pros y contras de comercializar un único producto « Control de inventarios. (osmarsan)()

  • Pingback: ace fishing wild catch hack()

  • Pingback: berita hari ini()

  • Pingback: hire Funktion One speakers()

  • Pingback: Houston()